¿Por qué publicar un libro?

Artículo sobre por qué publicar un libro

Artículo sobre por qué publicar un libroTras pasar bastante tiempo leyendo y analizando lo que se comenta en la Red sobre escritura, autoedición, publicar un libro, etc., concluyo que hay un enorme lío, un embrollo de una magnitud considerable. La verdad es que… ¡leo cada cosa! La última, hace muy poquito y cómo habrá sido que se me ha cogido un pellizco en el estómago que me ha empujado a escribir este artículo.

¿Qué es ser escritor? Según la RAE, es la persona que escribe o el autor de obras escritas o impresas. Según el Diccionario de uso del español de María Moliner, es la persona que escribe materialmente obras científicas o literarias o la persona encargada de redactar las correspondencia de alguien. ¿Y según tú?, ¿qué es para ti un escritor/a? ¿Realmente piensas que una definición (ya sea de un simple usuario de la lengua, de un estudioso de la misma o de una institución) puede determinar lo que eres?

En mi opinión, ser escritor/a es una manera de estar en el mundo, de reconocerse en él, de encontrar nuestro lugar. Es necesitar la escritura para lograr un mejor entendimiento de la realidad y hasta de nosotros mismos; para ordenar nuestros pensamientos y sentimientos, para aclarar nuestras ideas, para entretenernos y divertirnos… Es sentir un impulso a veces violento, hasta desquiciado, que nos hace casi morder la locura cuando no podemos.
Incluso, me atrevería a ir más allá (sabiendo que muchos no estaréis de acuerdo conmigo), pero para mí también escritor es el que por múltiples y diferentes fases que todos atravesamos en la vida no consigue durante algún tiempo empuñar una pluma, a pesar de lo cual escribe: con su manera de observar, de mirar a su alrededor, de construir historias, hilar argumentos, inventar personajes y hasta su propia realidad, aunque sea temporalmente en su cabeza, sin tiempo o lugar para volcar al papel…

¿Y qué más necesitamos para reconocernos escritores? ¿Que una editorial apueste por nosotros? Pero ¿qué tipo de editorial, de las más grandes, Penguin, Planeta…? ¿O quizá nos basta con una más pequeñita, de las independientes? ¿Es más escritora Belén Esteban (porque su libro lleva el sello de Espasa) que muchos de los escritores de raza que están aportando literatura de calidad, de la buena, al panorama literario español, ya sea a través de la autoedición de calidad, ya sea a través de la maravillosa labora de editoriales pequeñas, independientes, que siguen apostando por la calidad?

Hay quien piensa que con esto de las plataformas y las editoriales de autoedición demasiada gente se ha creído escritor o escritora y se ha acabado por perjudicar el nombre, el concepto original. Desde luego, yo tengo claro que no todo vale. Soy una absoluta defensora del respeto máximo por la palabra, por la calidad de la escritura, ¿dónde se ha visto un artesano que pisotee su principal herramienta de trabajo?, ¿cómo puede un autor maltratar sin piedad la lengua en la que escribe? (en este artículo reflexionaba algún tiempo sobre cómo la corrección puede ser la clave del éxito de tu libro); también apuesto con firmeza por mimar con gran esmero el trabajo de cada fase editorial (maquetación, diseño de la cubierta…). Estoy en contra de las prisas y las carreras excesivas, de la publicación como fin, cuando uno se olvida de disfrutar y entregarse por entero al proceso creativo, a la creación en sí, a sacar lo mejor que lleva dentro.

Pero con nada de lo anterior me estoy refiriendo a un estándar de calidad literaria alto (algo que podría ser subjetivo), parto de que tipos de escritores hay muchos, incluso puede que tú que me lees ni siquiera te sientas escritor/a. Lo que realmente importa es que si tú crees que tienes algo que contar; si tienes una historia y crees en ella; si la has trabajado suficientemente y la has dejado reposar; si sientes un alto grado de satisfacción con el trabajo realizado? (sí, sé que este tema también da para otro largo artículo, ¿cuándo parar de revisar/corregir?, ¿cuándo detener esas autoexigencias, esa búsqueda de perfección que a veces nos paraliza?)… Entonces, ¿por qué no compartirla con el mundo?, ¿por qué esperar a que otros decidan qué hacer con ella?, ¿quién tiene la suma potestad de decidir si tú eres un escritor/a?, ¿a quién le vas a dar el privilegio de permitirte ser lo que sientes que eres o sabes que puedes ser? Una historia no tiene por qué ajustarse a un estándar de calidad literaria marcado por una élite para conquistar a los lectores; una historia puede llegar por ser original, divertida, entretenida, por abordar un tema de interés para un colectivo… Por tanto, si realmente tu historia merece la pena, deja los miedos a un lado y da el paso, ¡apuesta por ti!, solo arriesgándote podrás saber con qué posibilidades cuenta tu historia. Quizá en este punto del artículo te venga bien conocer el caso de Tamara Marín, autora de Haz que ocurra, una novela romántica editada con nuestro sello mundopalabras que actualmente va por la séptima edición y ¡no deja de conquistar lectores! Puedes ver el vídeo con su testimonio en YouTube o en nuestro perfil de Facebook.

Si tienes una historia y crees en ella, ¿por qué no compartirla con el mundo?, ¿por qué esperar a que otros decidan qué hacer con ella? Clic para tuitear

Y ahora, si te interesa, te contaré algo que nunca le he contado a nadie. En un contexto en el que había salido el tema de la publicación de mi primer libro de relatos, alguien le preguntó a otra persona, por quien yo sentía bastante respeto, ya que es una gran lectora y posee muchísima sensibilidad al escribir, que por qué no se animaba a publicar algo. Esta persona, delante de mí, respondió que sacar a la luz un nuevo libro era algo muy osado habiendo tantas obras maravillosas publicadas y tanto por leer. La verdad es que en el contexto en el que ocurrió esto me lo podía haber tomado como un hachazo, pero no le hice mayor caso y seguí a lo mío, aunque de alguna manera debió llegarme esa reflexión porque le he dado más de una vuelta desde entonces hasta hoy, y hará más de cuatro años. Opiniones hay para todos los gustos y hay quienes sostienen que en este sector no cabe ni un libro más. Sin embargo, el tiempo ha pasado y el haberme decidido a publicar mi libro no me ha dado más que alegrías: he recibido opiniones que me han constatado que he conseguido traspasar el corazón del lector, hay quien me ha dicho que le he ayudado a ser mejor persona, quien me confesó haberle dado fuerzas en una noche de hospital, quien me agradeció haberle ayudado a reflexionar sobre algunas realidades; en fin, por supuesto que hay libros seguramente mucho mejores que el mío en el mercado, pero ninguno de ellos escrito por mí, es decir, ninguno con mi propia huella, ¿acaso mi propia voz tenía menos derecho a ser oída que la de otros? 

¿Acaso tu propia voz tiene menos derecho a ser oída que la de otros? Clic para tuitear

Nunca sabemos quién nos va a leer y cómo puede influir lo que escribimos, con nuestra personalidad y estilo (únicos e irrepetibles), en una determinada persona. Pensar así podría ayudarnos a eliminar ciertos bloqueos:  ¿y si por detenernos demasiado en el perfeccionismo, en autoexigencias insalvables, estamos impidiendo que llegue un mensaje a alguien que le puede ser útil? Creo que a veces hay que dejar el ego atrás y ser más prácticos. “Mejor hecho que perfecto”, esa frase que dicen que Zuckerberg tiene en sus oficinas, es como un mantra para mí.

En definitiva, si tienes esa historia, si crees que tienes algo que aportar, ¡apuesta por ti! Grandes escritores de todos los tiempos iniciaron su carrera literaria autoeditando (Proust, Stevenson, Virgina Woolf…), el panorama actual de las letras está lleno de autores que triunfaron tras dar el paso de apostar por sus propias obras y muchos de nuestros autores están consiguiendo logros muy significativos que pronto compartiremos con vosotros.   Que nadie nos engañe, la autoedición no es una opción secundaria, ni peor, es una alternativa más que permite que consigas ese sueño que llevas tanto tiempo postergando. ¡Deja de esperar! Si te interesa reflexionar sobre las diferentes alternativas que existen para publicar (te aconsejo la lectura de este artículo).

La autoedición no es una opción secundaria, ni peor, es una alternativa más que permite que consigas ese sueño que llevas tanto tiempo postergando Clic para tuitear

Pienses lo que pienses sobre el tema que acabo de abordar, tanto si eres escritor/a como si eres lector/a, estaré encantada de leerte abajo en los comentarios. Gracias por pasarte por aquí. ¡A escribir, leer y disfrutar de la vida a tu modo! Y no lo olvides:  ¡Apuesta por ti!  

Si te gustaría publicar, pero los temores te paralizan, te invito a conocer el caso de Tamara Marín.

Berta Carmona

Berta Carmona dirige el área de marketing y comunicación de mundopalabras. Es escritora y ha publicado un libro de relatos, Como tú y como yo; un manual de escritura, Escribe una novela en 30 días; y dos cuentos infantiles. Su cabeza está en constante ebullición y actualmente avanza poco a poco en la escritura de dos novelas, así como explora nuevos géneros, por lo que espera volver pronto a las librerías.

Puedes conocerla mejor en:

Enviar comentario

Once − Diez =

Nuestro asesor de edición puede resolver todas tus dudas.
Déjanos tu correo


¡¡Es el momento de apostar por ti!!

Uso de cookies

En www.mundopalabras.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies