Hablamos con Txaber Dañobeitia

Txaber Dañobeitia, autor de A orillas del cielo

Txaber Dañobeitia, autor de A orillas del cieloHablamos con Txaber Dañobeita, autor de A orillas del cielo, un libro con el que mundopalabras.es inicia una interesantísima línea de colaboración con el prestigioso sello Playa de Ákaba, cuyos editores son Noemí Trujillo (poeta y escritora catalana, autora de los poemarios: La Magdalena, Lejos de Valparaíso, La muchacha de los ojos tristes y Solo fue un post, así como finalista de la XXXIII edición del premio internacional de poesía Ciudad de Melilla con su último poemario, Brooklyn Bridge) y Lorenzo Silva (Premio Planeta 2012 y autor de la conocida saga policíaca de los agentes Bevilacqua y Chamorro).

Pequeña biografía que te interese destacar:

Tras dedicar mi niñez y mi juventud a la música, llegué a la literatura en el año 2001, y poco después publiqué El valle de la Alianza, mi ópera prima. No obstante, ha sido el relato el que ha marcado mi peregrinaje como escritor. Con ellos comencé participando en diferentes concursos literarios, hasta que un buen día la casualidad quiso que aterrizara en Espacio Ulises, una web dedicada al mundo del relato y de la poesía. Gracias a ella en 2017 publiqué Alma de Duende, mi primera antología de relatos, y lo hice de la mano de la editorial Playa de Ákaba, formando un trinomio que ha permanecido inseparable hasta hoy, hasta llegar A orillas del cielo.

¿Qué significa para ti la escritura? ¿Y la lectura?

La escritura es mi manera de enfrentarme al mundo, de expresar mis opiniones, mis miedos o mis frustraciones a través de mis personajes. Sin ella sería un pésimo ejemplo de sociabilización, un ser encerrado en mí mismo y sin la valentía necesaria para opinar. Por eso lo paso tan mal en las presentaciones, aunque intento disimularlo.
Como consecuencia, la lectura es el visionado del mundo a través de otros ojos, de la mirada de alguien tan curioso y cobarde como yo.

¿Podrías resumir tu libro en un máximo de cinco líneas? ¿Qué les dirías a los lectores de esta entrevista para que se animaran a leerlo?

Voy a intentar contestar a las dos preguntas al mismo tiempo. A orillas del cielo son cinco historias adaptadas a la mayor de nuestras carencias: el tiempo, el mayor tesoro del s. XXI. Disponemos de poco tiempo libre y la oferta de ocio es inmensa, así que diseñé mis relatos como una solución para poder leer una historia de principio a fin, sin personajes ni tramas superfluas, sin paja, como vulgarmente se dice. Creo que leer una novela en momentos muy separados en el tiempo hace que perdamos interés.

¿Perseguías algún objetivo concreto con la escritura y publicación de esta obra?

Sí, continuar aprendiendo. Estos relatos largos, o estas novelas cortas, como se prefiera, han sido una escuela inigualable, un exclusivo taller literario donde yo he sido el único alumno. Me ha brindado la oportunidad de tocar varios géneros, descubrir sus entresijos y, sobre todo, saber en cuál me siento más cómodo a la hora de escribir.

¿Cuál ha sido el reto más complejo que has afrontado escribiendo este libro? ¿Y lo que más satisfacciones te ha proporcionado?

El reto más complejo ha sido compactar las historias sin que la acción discurra con demasiada rapidez. Es decir, tenía que ser una lectura ágil y fluida, pero no enmarañada. No es tan fácil como parece, hay que lograr que el lector siga la trama, la comprenda, se identifique con el protagonista y le coja cariño, y todo eso en un espacio reducido. Tuve que medir las palabras y elegirlas con mimo.
La satisfacción más grande ha sido el comentario generalizado de “Tengo la sensación de haber leído cinco novelas tuyas”.

¿Cuánto tiempo te ha llevado concluir la escritura desde el germen de la idea hasta poner la palabra FIN?

Un año y tres meses, es decir, tres meses para cada relato. Durante ese período de tiempo, sin excepción alguna, he escrito una hora diaria, de seis a siete de la mañana, antes de que el amanecer y mis hijos me reclamaran.

¿Qué sentiste cuando tuviste el libro entre tus manos?

Muy parecida a cuando nacieron mis hijos. Supongo que sonará a tópico, pero es la verdad. Es una mezcla de emoción, orgullo y miedo.

¿Algún consejo para escritores que están empezando?

Que no cejen en el empeño. Que es cierto que es un mundo donde algunos escriben, unos pocos leen y muchos piratean, pero hay que luchar por hacerse un hueco. Doy fe de que los milagros existen, y que aún hay editoriales que apuestan por nuevos autores.

Algo que desees añadir…

Como he comentado antes, nuestra oferta de ocio es muy amplia: tenemos cine, televisión, teatro, música y un sinfín de posibilidades más, pero me gustaría reivindicar la literatura como uno de los mayores placeres de la vida, y devolverla a la posición que se merece. Hay un libro esperándonos en alguna parte, y a los que tienen la suerte de encontrarlo les cambia la vida. Pero para eso hay que leer, y usar el corazón además de los ojos.

Últimamente nos gusta cerrar nuestras entrevistas con una pequeña batería de frases que requieren una respuesta muy breve, ¡vamos a ello!
Tu principal fuente de inspiración es… Por desgracia no tengo una única respuesta para eso: puede ser una noticia, un recuerdo, incluso un olor que creía olvidado, pero ninguna destaca sobre el resto. Y que conste que me encantaría tener algo así.

Para llamar a las musas nada como… Caminar por la naturaleza. Musas o endorfinas, podemos llamarlas como queramos, pero funciona.

Tu lugar preferido para escribir… Mi escritorio, en penumbra, a las 6 de la mañana. Es mi lugar preferido y el único posible. Fuera de ahí, siempre ocurre algo que lo impide.

¿Prefieres el día o la noche?, ¿el silencio o algún sonido de fondo? La noche, en absoluto silencio.

¿Libro electrónico o libro en papel? En papel, aunque tampoco me va la vida en ello. Suelo leer incluso en el móvil. Si la lectura merece la pena me olvido del soporte antes del minuto uno.

¿Alguna superstición? No me gusta comentar ni dar pistas sobre lo que estoy trabajando. Creo que hacerlo da mala suerte, aunque sé que es una tontería.

Un sueño como escritor/a… Al principio soñaba con vivir de ello, con ser escritor a tiempo completo. Hace mucho que dejé de hacerlo, y ahora mi sueño es que cada nuevo libro que saque al mercado se venda un poco más que el anterior, y sobre todo que quienes lo compren lo lean. Además, ahora sé que ya soy un escritor a tiempo completo, porque a pesar de escribir durante una hora al día, mi mente, en segundo plano, siempre está en “modo escritor”, limando un personaje o desarrollando una escena.

Tu escritor/a favorito/a… Julio Verne. Sus Viajes xtraordinarios son un prodigio de imaginación y visión de futuro.

Un personaje literario que te cautivara especialmente… El Dr. Jekyll y Mr. Hyde, de Robert Louise Stevenson. Porque todos albergamos más de un personaje en nuestro interior, y algunos son oscuros como la noche.

La novela que te hizo llorar… Para tal fin, cualquier telediario es mejor que una novela.

Por último, nos gustaría conocerte un poquito mejor, ¿te animas a responder a nuestro apartado “muy personal”?

Tu comida favorita es… Cualquiera en buena compañía. Soy vasco, adoro la comida en general. De hecho, puede decirse que soy un tragón.

Serías capaz de insultar si… Se hace daño a los niños o a los animales.

Tu ciudad favorita es… No soy nada urbanita. Prefiero la naturaleza, los paisajes. Mi lugar favorito de España son los Picos de Europa. Estoy seguro que Dios empezó a construir el mundo por ahí.

Lo que te hace más feliz… Una buena película en compañía de mis hijos.

Lo que más odias de este mundo… Quienes lo dirigen.

Una manía personal… No me considero muy maniático, aunque mis hijos y mi mujer opinan lo contrario. Quizá lo sea con mi ordenador. No soporto que haya ningún icono en el escritorio. Supongo que eso puede considerarse una manía.

¿De qué te disfrazarías en una fiesta de disfraces?… De hombre invisible. Me da una vergüenza espantosa disfrazarme. En ese punto reaparece el hombre tímido y retraído del que hablábamos antes.

Ahora mismo estás leyendo… El futuro es vegetal, de Stefano Mancuso. Habla sobre la inteligencia de las plantas y de los árboles, y de cómo los humanos no hemos sabido comprenderlas durante los 200.000 años que llevamos como especie. Un tema apasionante.

Puedes ampliar información sobre este libro, aquí.

Enviar comentario

cinco × 4 =

Nuestro asesor de edición puede resolver todas tus dudas.
Déjanos tu correo


¡¡Es el momento de apostar por ti!!

Uso de cookies

En www.mundopalabras.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies