Claves fundamentales para ser un buen escritor

CLAVES PARA SER UN BUEN ESCRITORUna de las falsas ideas que parecen estar extendidas en relación con la literatura y la tarea de escribir es que el lenguaje utilizado por los escritores ha de ser muy complejo, muy elaborado, muy especial… Sin embargo, aunque cada autor tenga su estilo propio y haya tantos gustos como lectores, existen unas características muy valoradas en la literatura, relacionadas con la brevedad, la pulcritud, la sencillez…

Y es que para abordar grandes realidades de una manera tan evocadora y sugerente como solo hacen los grandes de las letras, para plantear reflexiones que no dejen a nadie indiferentes, para demostrar el conocimiento del ser humano y sus pensamientos más profundos, para entretener, enseñar, transportar a otros mundos… no hace falta utilizar demasiadas florituras, ni perífrasis, ni circunloquios, ni palabras en exceso cultivadas, que pueden no decir nada y dejar un profundo vacío en la mente y el alma del lector.

Partiendo de esta reflexión, en nuestra opinión, las claves  fundamentales para escribir bien serían:

1) La brevedad. Utilizar las palabras justas es esencial. Se trata de un gran reto para los escritores, ya que para sintetizar y quedarnos con lo realmente imprescindible se requiere un ejercicio intenso de lectura y relectura minuciosas para encontrar y eliminar lo accesorio. Ya decía Anton Chejov que “El arte de escribir consiste en decir mucho con pocas palabras”.

2) La limpieza y la pulcritud de una prosa. Hemos de perseguir el texto más puro que seamos capaces de crear, sin ornamentos innecesarios, con lo justo y necesario para condensar una idea con la máxima expresividad.

3) El orden. Esta característica es importante para conseguir un buen texto  final y para  facilitar la lectura. Nuestra sugerencia es tratar de fragmentar las ideas en párrafos de dimensión equilibrada (ni muy extensos ni excesivamente breves).

4) La claridad y la sencillez. Decía el autor W. Somerset Maugham: “Escribir con sencillez es tan difícil como escribir bien”. Poco que añadir por nuestra parte, pues es todo un reto que se supera leyendo y practicando incansablemente, con la férrea voluntad de convertirnos en mejores escritores cada día.

5) La elegancia. Y es que la sencillez no está reñida con la elegancia, en la cual influirá el mimo con el que tratemos a nuestras palabras, la delicadeza con la que construyamos las frases, la riqueza de vocabulario que poseamos…

6) El estilo propio. También es muy importante mantenerse fiel al estilo propio, tratar de ser uno mismo, aprendiendo de cuantos modelos se deseen, pero sin caer en imitaciones, pues estas solo esconden un complejo de inferioridad de aquel que aspira a ser quien no es. Hay que ser natural, aunque como decía Oscar Wilde, la naturalidad sea la más difícil de las poses.

En definitiva, lo importante es saber llegar al lector, tocarlo, pulsar sus emociones… y el verdadero mérito reside en conseguirlo con las palabras justas, de una manera sencilla y natural, con un lenguaje ágil que lo lleve en volandas línea tras línea. Parafraseando a Truman Capote, hay que conseguir música a través del roce de unas palabras con otras. Aquí reside la verdadera complejidad de una buena escritura.

¿Qué te ha parecido esta entrada? Esperamos haber sido de utilidad. Ya sabes, si te parece interesante, ayúdanos a compartir en redes sociales. También nos encantaría que compartieras con nosotros tu opinión o experiencia abajo en los comentarios. ¡Gracias!

Comentarios (3)

  • Lolitalind 14 octubre, 2015 at 11:32

    Me ha parecido un artículo muy útil. Leyéndolo parece tan fácil, y es tan difícil. Habrá que seguir leyendo y practicando. ¡Gracias!

  • Manuel Murillo 18 enero, 2017 at 10:47

    Buenas, mundopalabras. No me parece muy acertada la idea. Propones la simplicidad, la claridad y la brevedad casi como un dogma a la hora de definir a un buen escritor y, visto así, parece que estamos hablando de escribir un artículo científico más que hablando de literatura. Vale, sí, de tu fórmula están hechos los bestsellers. Murakami, Coelho, King… Pero según tu fórmula Julio Cortázar, Juan Ramón Jiménez, Terenci Moix y Eduardo Mendoza, por ejemplo, son unos escritores malísimos.
    No digo que lo que dices en el artículo esté mal o no sea útil, pero tal vez sí deberías replantearte la manera de decirlo. Reducir el concepto de un buen escritor a lo directo que sea contando un argumento para que el lector lo lea con más avidez me parece una forma muy poco profunda de entender el arte y una apología inintencionada en pro de la muerte de la buena lireratura.

  • mundopalabras 20 enero, 2017 at 13:43

    Hola, Manuel. Muchas gracias por tu aportación. En este artículo solo nos hemos limitado a exponer “algunas características muy valoradas en la literatura” (tal y como adelantamos en el primer párrafo), no pretendemos decir que sean las únicas y, por supuesto, tampoco hacer una apología de nada ni crear un dogma. Un saludo.

Enviar comentario

dieciseis + siete =

Nuestro asesor de edición puede resolver todas tus dudas.
Déjanos tu correo


¡¡Es el momento de apostar por ti!!

Uso de cookies

En www.mundopalabras.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies