Manuel J. Machado

Manuel J. Machado, autor de un pueblo llamado Balerm

Manuel J. Machado

Autor
Nivel de actividad: 40%

Manuel J. Machado nació en 1947, en Valencia capital. Manuel, de espíritu aventurero, a temprana edad empezó a viajar por España y en 1969 emigró a Suecia para quedarse, y desde allí recorrió mucho mundo. Ya de niño pintaba cuadros y en Suecia hizo exposiciones, siendo la ilustración de la portada de esta novela uno de sus cuadros. Manuel siempre ha estado interesado en el devenir de la Humanidad y escribe desde un punto de vista lo más cercano posible a nuestra verdadera razón de ser y sentir, en lugar de un cambio con reformas del actual sistema injusto que nos han impuesto a golpe de mazo desde la cuna y que tiene los pies de barro.

Hablamos con:

Manuel J. Machado

¿Cómo definirías en un máximo de cinco líneas de qué trata tu libro y por qué deben comprarlo los lectores?

Trata de un grupo de personas que consiguen crear un Estado Soberano 100% autosuficiente en todo y no tienen deudas de Estado…
Si usted quiere saber más, adquiera este libro y comprenderá la siguiente cita milenaria: “Todo lo que el ser humano puede soñar, lo puede realizar. Lo imposible no existe; sólo se tarda un poco más de tiempo en conseguirlo”.

¿Cuál es el principal objetivo que te planteaste con la escritura de esta obra?

Esta es la última que he escrito, pero es la primera que me han publicado de una serie en la que trato de concienciar a las lectoras y lectores de que es posible crear un mundo mejor. Y actualizo algunas ideas milenarias, las que cada vez que se actualizaron y se aplicaron cambiaron el curso de la Historia.

¿Qué es para ti ser escritor? ¿Te cuesta utilizar esa palabra para definirte?

Para mí, la literatura, sobre todo la novela basada en mis experiencias vividas, es algo natural.
Y no me cuesta, en absoluto, presentarme como escritor. Todo lo contrario, me inunda de satisfacción cuando recibo el reconocimiento de los que me conocen o han leído algo de mí.

¿Qué ha sido lo más bonito y lo más difícil de todo el proceso de publicación de tu libro?

Lo más bonito fue escribirlo y lo más difícil los nervios ante la incertidumbre de no saber cómo saldría el proceso de publicar mi querido libro.

¿Les aconsejarías a otros escritores que se embarcaran en la aventura de la autoedición?

Por supuesto que sí. Pues según mi opinión: “De los cobardes no hay nada ecrito que merezca la pena ser leído”.

¿Cuál ha sido tu experiencia con mundopalabras.es?

Interesante. Son gente agradable, simpática y saben aconsejar con maestría.

¿Qué sentiste cuando tuviste el libro entre tus manos?

Satisfacción, al saber que pronto estaría a la venta para deleite de las lectoras y lectores, ya que el tema es universal y se manifiesta la igualdad de sexo de una forma natural, teniendo en cuenta que vivimos en un mundo convulso, con parte de la sociedad machista.

¿Algún consejo para escritores que están empezando?

“El escritor nace, después se hace.” El miedo es libre. Como también lo son la dignidad, el valor y el coraje de atreverse a dar el salto al vacío. Esto lo expongo, en acción, en una de mis novelas que está para publicar.
Así es que, colegas del alma: “El toro por los cuernos”. Que es el nombre del último capítulo de este primer libro “Un Pueblo Llamado BALERM.”

Algo que desees añadir…

Espero y deseo, por mi parte, que este sea uno de los pasos, como otros que se están dando en diferentes partes del planeta, para ayudar a crear un mundo mejor. Sé que se puede salir del aborregamiento inducido que sufre la mayoría de gente buena y, al vivir en la era de las comunicaciones, o la era digital, podemos acelerar el proceso que en ocasiones da la impresión de ir dando palos de ciego.

Últimamente nos gusta cerrar nuestras entrevistas con una pequeña batería de frases que requieren una respuesta muy breve, ¡vamos a ello!

Tu principal fuente de inspiración es… Ver que sigue habiendo alegría de vivir en la mayoría de personas con las que me encuentro.

Para llamar a las musas nada como… Los paseos en solitario junto al mar, dejándome acariciar por esa brisa llena de aromas que sólo tiene el Mediterráneo…

Tu lugar preferido para escribir… ¿Prefieres el día o la noche? ¿El silencio o algún sonido de fondo?… El escritorio, rodeado de apuntes y recuerdos. Y prefiero la noche, cuando el mundo está en los brazos de Morfeo, que inspira mi corazón…

¿Libro electrónico o en papel? Esta pregunta me ofende… En papel, por favor.

¿Alguna superstición? Poca cosa sin importancia y que no es digno de mención. Pues considero que la superstición es la ignorancia de la persona…

Un sueño como escritor… Como cualquier escritor que humildemente escribe, sueño con llegar a ser reconocido por mis obras literarias.

Tu escritor/a favorito/a: Son muchos, por lo que la lista sería muy larga. Acostumbro leer todo lo rela-cionado con los problemasde convivencia milenarios y actuales.

Un personaje literario que te ha cautivado especialmente… Hay varios de la mitología universal. En cambio, siempre me han fascinado personajes de carne y hueso como Gandhi, Nelson Mandela, Madre Teresa de Calcuta… Por mencionar algunos de los más conocidos y que tienen grandes obras publicadas.

La novela que te hizo llorar… Las publicadas sobre el Holocausto en la 2.ª Guerra Mundial, tanto de judíos como gitanos y demás etnias consideradas inferiores. Y todo por la avaricia de conseguir poder a cualquier precio, aunque, para ello, los malvados tuvieran que caminar sobre montañas de millones de cadáveres y atravesar ríos de la sangre derramada de gente inocente…

Por último, nos gustaría conocerte un poquito mejor, ¿te animas a responder a nuestro apartado “muy personal”?

Tu comida favorita… Voy por períodos. Ciertos días, cocina de diferentes comunidades autónomas españolas. Otros días, cocina francesa e italiana clásicas. También algunos días de cocina china, japonesa e hindú. La comida mexicana y los asados argentinos. Y, sobre todo, el arte culinario mallorquín.

Serías capaz de insultar si…No insulto por conocer la psique humana y trato a la persona como a mí me gustaría ser tratado en una situación parecida. Esto me viene de cuna y he evolucionado al viajar por el mundo. Además, entre otras cosas, descubrí que el tratar con respeto a una persona que se merece ser escopeteada con sal gorda en el trasero…, siempre se llega más lejos y aporta alguna ayuda.

Tu ciudad favorita es… Me gustan las ciudades pequeñas y acogedoras, que las pueda recorrer andando. Palma es la capital de Mallorca, donde resido, y me siento a gusto en cualquier parte, sobre todo en el Paseo Marítimo, con los barcos de vela…

Lo que te hace más feliz… Estar con mis seres queridos y mis amigos con toda la prole, esos pequeños loquillos, y comer algo en una casa de campo con huerta, como por ejemplo una paella hecha al fuego de leña. En el horno de leña, un cochinillo, unas doradas o lubinas, pescadas por nosotros. El viajar también me hace feliz y me intriga…

Lo que más odias de este mundo… Cuando comprendes el porqué de las cosas…, a mí me es difícil odiar. Además, está demostrado que el odio engendra venganza. La Madre Teresa de Calcuta dice: “Para amar de verdad, primero hay que aprender a perdonar”. Que yo perdone, no significa que al culpable lo exima de toda culpa; que pague el daño causado, según marca la Ley, pero sin odio ni sed de venganza.

Una manía personal… La preguntita se las trae… ¡Pues no lo sé! Tendré que preguntarle a mis amistades, pues seguro que tengo más de una manía, pero deben ser leves, ya que nunca me lo dicen ni me han corrido a gorrazos…
Al que se le ocurrió esta última pregunta, yo si lo correría o la correría a gorrazos. Es que, ¡Manda huevos! Dijo Federico Trillo; le enviaron 3 cartones…
Bromas aparte. No conozco a nadie que no tenga alguna manía que otra y que pasan desapercibidas por ser de lo más normal de este mundo. Y ya puestos, sí tenía una manía crónica aguda y me explico: Desde hace unos 40 y pico de años, mis amistades en Suecia (ya que soy sueco y español), se empeñaban en convencerme de que debería tomarme más en serio lo de empezar a publicar tantas cosas que había descubierto, pero yo, erre que erre. Yo no me encontraba capacitado para trasmitir tantas ideas, no estaba mentalmente lo suficiente maduro y nuestra civilización mundial tampoco, aunque no sé si alguna vez lo estará. En cualquiera de los casos, decidí esperar y ahora, a mis 71 años,sí estoy capacitado para empezar a publicar mis obras, que son 9 y una obra de teatro para mallorquines.
Esta fue una de mis manías y durante más de 40 años, ¡nadie consiguió bajarme del burro ni a palos!

Enviar comentario

Trece + veinte =

Uso de cookies

En www.mundopalabras.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies