Amparo Rico Beltrán

Amparo Rico Beltrán, autora de Los amores de El Tío Nelo

Amparo Rico Beltrán

Autora
Nivel de actividad: 50%

Estudié Filología porque amo la literatura. Leo y escribo desde que recuerdo pero fue en la carrera donde aprendí a transitar entre las líneas de una novela, de un relato o de un poema; donde encontré las mejores fuentes en las que beber; y donde descubrí que no siempre iba a encontrar la LITERATURA así, con mayúsculas, en los libros. Por eso me doctoré en el Romancero de tradición oral moderna, porque me enamoré de los textos orales y de las informantes, mujeres en su mayoría, que apenas tuvieron acceso al saber formal, al reglado, al prestigiado y que, sin embargo, conservaban en su memoria textos antiquísimos de una belleza increíble. Contar historias es mi pasión. No puedo imaginarme sin escribir. Por eso he decidido que ya es el momento de dar este paso, ahora solo me faltan los lectores.

Hablamos con:

Amparo Rico Beltrán

Pequeña biografía que te interese destacar

Estudié Filología porque amo la literatura. Leo y escribo desde que recuerdo pero fue en la carrera donde aprendí a transitar entre las líneas de una novela, de un relato o de un poema; donde encontré las mejores fuentes en las que beber; y donde descubrí que no siempre iba a encontrar la LITERATURA así, con mayúsculas, en los libros. Por eso me doctoré en el Romancero de tradición oral moderna, porque me enamoré de los textos orales y de las informantes, mujeres en su mayoría, que apenas tuvieron acceso al saber formal, al reglado, al prestigiado y que, sin embargo, conservaban en su memoria textos antiquísimos de una belleza increíble.
Contar historias es mi pasión. No puedo imaginarme sin escribir. Por eso he decidido que ya es el momento de dar este paso, ahora solo me faltan los lectores.

¿Cómo definirías en un máximo de cinco líneas de qué trata tu libro y por qué deben comprarlo los lectores?

Los amores de El tío Nelo es una novela corta que nos habla de la necesidad del ser humano de amar y ser amado; de cómo el amor nos cambia, nos humaniza, nos ayuda a sobrellevar las vicisitudes de la vida.

¿Cuál es el principal objetivo que te planteaste con la escritura de esta obra?

Quería mostrar al ser humano tal y como es, con sus fortalezas, pero también con sus debilidades y cómo el amor es capaz de sacar lo mejor de nosotros mismos.

¿Qué es para ti ser escritor/a? ¿Te cuesta utilizar esa palabra para definirte?

Yo me sentí escritora en el momento en que fui capaz de tejer un relato a partir de pequeñas historias que nacieron de mi imaginación, en el momento en que descubrí que los personajes cobraban vida propia y salían a las páginas a vivirla. Pero claro, esto es como cuando se estudia un doctorado: una siente, sabe que ha hecho una buena tesis, pero hasta que un tribunal no le da el visto bueno, una no puede llamarse, en justicia, doctora. Pues eso es lo que me ocurre. Yo sé que esta novela es buena, sé que está bien escrita, lo siento así, pero hasta que los lectores no lo ratifiquen, no soy, en verdad, una escritora.

¿Qué ha sido lo más bonito y lo más difícil de todo el proceso de publicación de tu libro?

Lo más bonito, el proceso mismo de la escritura, cuando las palabras fluyen y el texto se hila.
Lo más difícil, no poder compartir con mi padre lo emocionante que es la parte final, cuando hay que corregir, tomar decisiones sobre la cubierta, recibir los ejemplares, presentar el libro…

¿Les aconsejarías a otros escritores que se embarcaran en la aventura de la autoedición?

Por supuesto que sí. Uno tiene creer en sí mismo y darse la oportunidad. Es como el refrán de Mahoma y la montaña. Bueno, pues si crees en ti y en tu obra, apuesta por ti.

¿Cuál ha sido tu experiencia con mundopalabras.es?

Pues la verdad es que no sé si hubiera podido sacar adelante este proyecto sin este magnífico equipo. Cuando contacté con ellos, Los amores de El tío Nelo ni siquiera estaba acabada. Yo soy muy lenta escribiendo y, además, lo hago robando un tiempo que no tengo, así que soy exasperantemente lenta. Por eso, tenerlos a mi lado durante ese tiempo, sabiendo que alguien esperaba leer mi novela, que había alguien con quien compartir mi emoción cada vez que acababa un capítulo, ha sido un privilegio. El cariño con el que está redactado el informe de lectura, las palabras con las que describen mi novela, han sido siempre el estímulo que necesitaba para saber que no me equivocaba. Además, ha habido tiempos muy difíciles y he sentido su calor y eso es impagable.

¿Qué sentiste cuando tuviste el libro entre tus manos?

Es una emoción increíble. Acariciaba los libros con cuidado, como si se me fueran a romper o a escurrir entre los dedos. Es una sensación curiosa, tienes vestido y adornado para salir al mundo, lo que hacía unos meses sólo eran una historia en tu cabeza y, después, unas palabras sobre un papel y ahora ya está preparado para viajar en solitario en busca de un lector.

¿Algún consejo para escritores que están empezando?

Lee y escribe. Lee con atención, desmenuzando, saboreando, aprendiendo. Y escribe desde el corazón, con el cuidado que se pone sobre lo que se ama, con el respeto que merecen tus lectores. Y cuando tengas tu pedazo de arte en las manos, compártelo, lucha porque salga a la luz.

Últimamente nos gusta cerrar nuestras entrevistas con una pequeña batería de frases que requieren una respuesta muy breve, ¡vamos a ello!

Tu principal fuente de inspiración es… La vida misma.

Para llamar a las musas nada como… Viajar escuchando música.

Tu lugar preferido para escribir… Mi terraza. Pero escribo en cualquier sitio.

¿Prefieres el día o la noche?, ¿el silencio o algún sonido de fondo? Cualquier momento es bueno, y, aunque escribo donde puedo, prefiero el silencio.

¿Libro electrónico o libro en papel? Pues últimamente leo más libro electrónico porque puedo hacer la letra más grande y leer acostada sin gafas, aunque para buscar episodios que quieres repasar, para estudiar el texto y leer entre líneas, nada como el libro en papel.

¿Alguna superstición? No soy supersticiosa.

Un sueño como escritor/a… Que mis novelas sean leídas.

Tu escritor/a favorito/a… Tengo muchos escritores que me gustan. Últimamente estoy fascinada por Almudena Grandes y sus Episodios de una guerra interminable. Pero también, entre los contemporáneos, me gustan Ángeles Mastretta, Elena Poniatowska, Mario Benedetti, José Luis Sampedro o Alfredo Bryce Echenique. Y si nos vamos a los clásicos…, sería muy larga esta entrevista nombrarlos a todos.

Un personaje literario que te cautivara especialmente… Mixtli, el protagonista de Azteca, de Gary Jennings.

La novela que te hizo llorar… He llorado con muchas. Recuerdo en mi adolescencia haber llorado mucho con las novelas de Martín Vigil, y durante la carrera, con La Tregua de Mario Benedetti.

Por último, nos gustaría conocerte un poquito mejor, ¿te animas a responder a nuestro apartado “muy personal”?

Tu comida favorita es… La tortilla de patatas.

Serías capaz de insultar si… No suelo insultar ni decir tacos.

Tu ciudad favorita es… Valencia, sin duda. Pero con sol, si va a nublarse, prefiero Pamplona o San Sebastián.

Lo que te hace más feliz… La sonrisa de mis hijos.

Lo que más odias de este mundo… La maldad y la hipocresía.

Una manía personal… No soy maniosa.

¿De qué te disfrazarías en una fiesta de disfraces?… La única vez que me disfracé en unos carnavales fue de bolsa de caramelos de limón.

Ahora mismo estás leyendo… Los pacientes del doctor García, de Almudena Grandes.

Enviar comentario

18 − 9 =

Uso de cookies

En www.mundopalabras.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies