Marketing editorial “online”: estrategias de promoción para vender tu libro

¿Cuántas veces hemos leído un libro de un autor y nos ha gustado tanto que nos asombramos de no haber oído antes nada ni sobre el escritor ni sobre la obra? Quizás demasiadas.
Estas situaciones son más comunes de lo que pensamos y se dan en obras que no han sido correctamente promocionadas, ya sea porque no se han elegido los canales adecuados o porque no se ha tenido en cuenta que en la difusión de un libro se pueden elegir a la vez varios caminos para publicitarlo.
Por desgracia, es un error muy habitual no ver que en el mundo de la promoción literaria la difusión tradicional y la online son dos caras de la misma moneda, circunstancia favorecida por la aparición de voces que se levantan para ensalzar las virtudes de una en detrimento de la otra, sin darse cuenta de que, si se sigue la estrategia adecuada, estos dos tipos de promociones se complementan y benefician la una de la otra llevando al triunfo la difusión de una obra.
Para asegurar el éxito de esta convivencia hay que tener en cuenta que todos y cada uno de los actos de promoción que un autor o editor lleven a cabo para difundir una obra, deben estar bajo la marca personal del autor y seguir al pie de la letra la planificación estratégica realizada previamente, amén de que lo que se haga en un tipo de promoción debe reflejarse en la otra.
Por ejemplo, si un autor escribe una nota de prensa para presentar su obra a los medios especializados en papel, debe ajustarla para su envío a revistas literarias digitales y a blogs literarios. La adaptación no debe implicar un cambio del objetivo de la nota, de lenguaje ni de público, solo una adecuación al medio.
Si con el envío de la nota de prensa el escritor consigue que reseñen su libro, debe asegurarse de que en su blog aparezca esa mención, aunque sea de una revista en edición papel, y difundirla a través de sus redes sociales; así, a la vez que publicita su obra, también divulga el nombre de la publicación que ha hablado de él; práctica muy bien vista por los usuarios y que refuerza la marca del autor.
Asimismo, las presentaciones en librerías pueden ser retransmitidas vía Twitter, las fotos del evento se pueden subir a Facebook o a Pinterest… si, además, se involucra al público para que suba su propio material a sus redes sociales, se conseguirá que se sientan parte del acto y su participación aumentará el ratio de difusión. Algo similar puede suceder con las entrevistas: se pueden compartir en las redes sociales e incluso, si son grabaciones, subirlas a canales como Youtube o Vimeo.
Al igual que los libros en papel y los digitales conviven, hay que tener en cuenta que la promoción tradicional y online de los mismos pueden, y deben, coexistir dentro de la planificación de las estrategias en el marketing editorial.
¿Qué te ha parecido esta entrada? ¿Qué opinas tú sobre esto que decimos? Si te parece interesante, ¡gracias por ayudarnos a difundir compartiendo en tus redes sociales!

Enviar comentario

tres × cinco =

Nuestro asesor de edición puede resolver todas tus dudas.
Déjanos tu correo


¡¡Es el momento de apostar por ti!!

Uso de cookies

En www.mundopalabras.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies