Los puntos suspensivos (2)

Uso de los puntos suspensivos:
1)  Cuando indicamos una pausa transitoria que expresa suspense, duda, temor o vacilación:
Si yo te contara…
No sé qué pasa ahí dentro… Me preocupa.
Serán las cuatro y… No, las cinco menos… No lo sé.
Sí que iré… Bueno…, quizá más tarde.
 
2)  Cuando damos por entendido lo que se dice, como en el caso de frases conocidas, refranes o se da por supuesto:
Fueron diez y regresaron cinco…, la tormenta… Ya sabéis lo que pasó.
¿Te has encontrado veinte euros? Vaya, a quien madruga…
Ya dijo el poeta: “Volverán las oscuras golondrinas…”.
 
3)   Para dar a entender frases, palabras o expresiones malsonantes, que no deseamos reproducir completas:
¡Será hijo de…!, nos ha ganado tres partidas seguidas.
Ya no quiero hablar más contigo. Vete a la m…
 
         4)  Cuando por cualquier motivo no nos interese completar lo que expresamos:
         Es tan raro… Hace cosas tan extrañas… Mira, mejor no hablar más de él.
 
5)                       5) Cuando queremos poner énfasis:
         Ser… o no ser… Esa es la cuestión
 
          6)   Con el valor de etcétera, para dar a entender que una enumeración continúa o queda abierta:
         Me gusta navegar, jugar al golf, ir al casino…
         He visitado Londres, Madrid, Roma…
 
         Nota: debemos evitar que aparezcan juntos los puntos suspensivos y etcétera, ya que la unión de ambos resulta redundante.

Enviar comentario

uno × 1 =

Nuestro asesor de edición puede resolver todas tus dudas.
Déjanos tu correo


¡¡Es el momento de apostar por ti!!

Uso de cookies

En www.mundopalabras.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies