Hablamos con Javier Delgado

DelgadoHoy os queremos presentar a Javier Delgado, autor de Mundo Volátil, una novela editada con nuestro sello émepe.

Pequeña biografía que te interese destacar:

Nací hace ya algunos años en Tenerife. Me licencié en Filología Inglesa y soy profesor de inglés de Escuelas Oficiales de Idiomas. Estoy casado y soy padre de un niño de 7 años. Desde agosto del año pasado resido en Cantabria.

¿Cómo definirías en un máximo de cinco líneas de qué trata tu libro y por qué deben comprarlo los lectores?

Mundo Volátil cuenta las aventuras de cuatro personajes que no terminan de sentirse cómodos consigo mismos. Se sienten frágiles y buscan asidero. Es una novela sobre la soledad, la necesidad y el fracaso de la comunicación con los otros y cómo construimos y mantenemos nuestra identidad. Va dirigida a un lector adulto que se preocupa y reflexiona sobre la sociedad en la que vive.

 ¿Cuál es el principal objetivo que te planteaste con la escritura de esta obra?

Hacer disfrutar al lector. A mí, la lectura de una novela debe provocarme placer, tanto intelectual como estético. Si no, no merece la pena. He intentado escribir el tipo de novela que me gusta leer. Espero haber logrado transmitir la pasión que puse al escribirla.

¿Qué es para ti ser escritor? ¿Te cuesta utilizar esa palabra para definirte?

Un escritor es una persona que necesita escribir para expresarse. Es una forma de relacionarse con los demás y de poder hablar de lo que te preocupa. Escribir es compartir. Más que escritor, me veo como novelista. Aunque he publicado relatos, me siento más predispuesto a escribir novela. Es un término que no escucho demasiado últimamente. Se habla de autores y de escritores, pero poco de novelistas, que es lo que realmente somos si principalmente escribimos novelas.

¿Qué ha sido lo más bonito y lo más difícil de todo el proceso de publicación de tu libro?

Lo más emocionante es todo ese tiempo que empieza desde que te entregan el libro los de la paquetería. Esos minutos en que te quedas mirándolo como un tonto. Pasas una página al azar y luego otra y te parece que aquello no lo has hecho tú. Lo más difícil es cuando crees que la obra ya está terminada y corregida y tienes que tomar la decisión de si de verdad quieres compartir lo que has estado viviendo en soledad hasta ese momento.

¿Les aconsejarías a otros escritores que se embarcaran en la aventura de la autoedición?

Sin ninguna duda. A no ser que seas famoso por cualquier motivo o tengas un cuñado con contactos en editoriales o en el mundillo literario, prácticamente no hay otra opción para darte a conocer. Además, la autoedición es cada vez más utilizada por escritores conocidos o que ya han publicado con editoriales convencionales.

¿Cuál ha sido tu experiencia con mundopalabras.es?

De momento, bastante positiva. Digo de momento porque todavía mi relación con mundopalabras.es va, digamos, por la mitad. Falta ver cómo se va a desarrollar la parte de la promoción de la obra, pero estoy tranquilo porque sé que estoy en buenas manos.

mundovolatil¿Qué sentiste cuando tuviste el libro entre tus manos?

Ya lo dije antes: una sensación de plenitud. Pase lo que pase luego con Mundo Volátil o cuál vaya a ser el recorrido de la novela, siento que he escrito lo que quería, con total libertad y, muy importante para mí, y esto es algo que quisiera destacar, es el hecho de que nunca hubiera publicado la novela si el informe de lectura hubiera sido desfavorable. No le veo sentido a publicar por publicar.

¿Algún consejo para escritores que están empezando?

Una vez que tengas claro que lo que has escrito merece ser compartido, lo primero es solicitar una valoración objetiva e independiente de tu obra a una editorial como mundopalabras.es o cualquier otra que preste servicios de edición. Es un paso que no te deberías saltar. Luego, dejarte aconsejar por sus criterios. En mi caso, estoy muy contento porque el informe de lectura de Mundo Volátil fue bastante positivo y casi no tuve que hacer cambios.

Últimamente nos gusta cerrar nuestras entrevistas con una pequeña batería de frases que requieren una respuesta muy breve, ¡vamos a ello!

Tu principal fuente de inspiración es… las buenas lecturas y la vida cotidiana, que da mucho de sí a poco que la observes.

Para llamar a las musas nada como… sentarte y ponerte a escribir. Me dejo llevar por las palabras, sus connotaciones, sus sonidos… Son como intuiciones que hay que seguir.

Tu lugar preferido para escribir… el salón de mi casa.

¿Prefieres el día o la noche?, ¿el silencio o algún sonido de fondo? Creo que nunca he escrito por la noche. Suelo hacerlo por las mañanas, pero últimamente he descubierto que la sobremesa, junto a un cafecito recién hecho, me está resultando muy provechosa.

¿Libro electrónico o libro en papel? No tengo preferencias en este sentido. No es una cuestión importante para mí. Lo que cuenta es que cada vez haya más y mejores lectores.

¿Alguna superstición? Ninguna.

Un sueño como escritor/a… Poder llegar a vivir de la escritura.

Tu escritor/a favorito/a… Para poder decir que te gusta tal o cual escritor tendrías que haberte leído, al menos, sus obras más representativas. En este sentido sólo puedo mencionar a Cortázar. Luego te podría hablar de novelas concretas que me han apasionado de autores como Gombrowicz, Calvino, Milán Kundera, Auster, Modiano y Vila Matas.

Un personaje literario que te cautivara especialmente… Más que los personajes, me suelo quedar con las atmósferas, las reflexiones y el lenguaje, pero podría citar a Stoner de John Williams o a los Buendía de Cien años de soledad.

La novela que te hizo llorar… Creo que sólo he llorado con Mortal y rosa, de Paco Umbral. Hacer llorar al lector es un logro por parte del novelista. También recuerdo la intensidad y la tristeza de Stoner.

Por último, nos gustaría conocerte un poquito mejor, ¿te animas a responder a nuestro apartado “muy personal”?

Tu comida favorita es… Una buena fideuá o un arroz acompañados de un blanco fresco y afrutado no están nada mal. Pero como casi de todo. Es otro placer de la vida.

Serías capaz de insultar si… se ofende o ataca a alguien sólo por ser diferente o por intentar hacer daño de manera gratuita.

Tu ciudad favorita es… Diría que Praga, pero también guardo muy buenos recuerdos de localidades más modestas como Rocamadour o Carcasona.

Lo que te hace más feliz… Tener tiempo para estar con mi familia, escribir, leer y aprender de buenas novelas, viajar, estar descansado…

Lo que más odias de este mundo… Los frustrados por cualquier motivo que se dedican a salpicar con su porquería a los demás para sentirse algo más aliviados.

Una manía personal… No sé si se puede considerar una manía: subrayar mucho y escribir comentarios en los márgenes.

¿De qué te disfrazarías en una fiesta de disfraces? De lo primero que se me pasara por la cabeza o de lo que me apeteciera ese día.

Ahora mismo estás leyendo… Hace poco terminé La hierba de las noches, de Patrick Modiano, y ahora estoy con Cuentos completos, de Juan José Saer, y Amor líquido de Zygmunt Bauman.

Gracias por todo, Javier, ha sido un placer “charlar” contigo hoy en mundopalabras.

Comentarios (1)

Enviar comentario

Doce + diecisiete =

Nuestro asesor de edición puede resolver todas tus dudas.
Déjanos tu correo


¡¡Es el momento de apostar por ti!!

Uso de cookies

En www.mundopalabras.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies