Hablamos con José Manuel Aparicio

Entrevista a José Manuel Aparicio, director de mundopalabras.es y autor de la novela Banderizos

Entrevista a José Manuel Aparicio, director de mundopalabras.es y autor de la novela Banderizos Hoy queremos compartir con vosotros una entrevista especial y diferente, pues será Berta Carmona, nuestra directora de comunicación, quien charle distendidamente con José Manuel Aparicio, el fundador y director comercial de mundopalabras, que ha publicado recientemente con Roca Editorial su novela Banderizos, tras resultar ganadora del IV Certamen Internacional de Novela Histórica Ciudad de Úbeda. Imaginaos una tarde espléndida en un café de escritores, una deliciosa bebida sobre la mesa y dos compañeros de letras y de proyecto charlando sobre lo que más les gusta. ¿Os animáis a uniros a esta charla leyéndonos y dejando vuestras aportaciones o preguntas abajo en los comentarios?

Hola, José Manuel. Espero que te sientas como en casa. 😉 No me negarás que lo tuyo ha sido una entrada de gala en el sector editorial, premio en un certamen tan prestigioso como el Internacional de Novela Histórica Ciudad de Úbeda y publicación de la mano de Roca Editorial. ¿Qué se siente al conseguir esto con tu primera novela?

¡Sí, me siento como en casa, lo cual es muy fácil en este caso! Intento verlo con cierta distancia, cierta perspectiva. El resultado “accidental” de haber dedicado tiempo y esfuerzo a la novela. Los premios son siempre algo relativo. Quizás si el jurado hubiera estado conformado por otras personas, no hubiera ganado, por eso hay que darle el valor que tiene, que es mucho para mí, claro, pero que jamás (y esto es consejo para los autores noveles) nos debe llevar a la autocomplacencia. Hay que seguir trabajando y mejorando. Siempre.

¿Por qué no le cuentas a nuestros lectores, de forma breve, qué pueden encontrar en Banderizos?

Una novela de corte épico, que narra el enfrentamiento entre las casas de Salazar y Velasco. Es una ficción histórica, pero se inspira en algunos hechos reales que tuvieron lugar en el Señorío de Vizcaya a mediados del siglo XV. Odios, traiciones, venganzas… Emociones muy fuertes y grandes personajes es lo que encontrará el lector en esta novela.

¿Qué bullía por tu cabeza en ese momento en el que surgió la idea de escribir esta novela? ¿Perseguías alguna meta concreta al meterte en este “berenjenal” (sabes que hablo de manera cariñosa)?

Bullía el placer de querer dar vida literaria a la historia. La única meta verdadera, la que creo que mueve a cualquier creador puro, es el placer de imaginar y de contar. Una pasión que es difícil de explicar. Y también deseas que, llegado el momento, el público disfrute desde su punto de vista de lector. La buena literatura es en el fondo (y no tan en el fondo) un viaje al interior de uno mismo. Escribir es desnudarte ante ti mismo, y luego ante los demás.

Banderizos es una novela que contiene fragmentos muy crueles y despiadados. ¿Hay detrás de esto alguna reflexión meditada sobre la capacidad del ser humano para hacer el mal?

Recuerdo que mi profesora de Ética en el instituto decía que todos los seres humanos son buenos por naturaleza. Lamentablemente no estoy de acuerdo. El ser humano es un animal racional con la capacidad de convertirse en el ser más despreciable de la Naturaleza, pero también en el más maravilloso. Esa es nuestra dualidad como raza. En Banderizos veremos la parte más despreciable del ser humano, pero también veremos la otra cara de la moneda. Banderizos muestra de lo que somos capaces.

Asimismo, en Banderizos están muy presente grandes valores como el amor, el honor… ¿Cómo crees que andamos de estos valores en la sociedad actual? Bastante mal. Ahora tengo que ser soez. Recuerdo a un especialista en habilidades sociales que una vez me dijo que a la gente, por alguna razón, nos gustaba más tocar los cojones que dar cariño. Suele ser así. Pero también somos capaces de dar amor y tratar bien a la gente. Lo que pasa es que nos cuesta. Debemos de encontrar algo absurdamente divertido en meterle el dedo en el ojo al vecino.

¿Cuánto tiempo tardaste en concluir esta novela?

Empecé a escribirla en 2011 y terminé en 2015. Entretanto, siendo primera novela, muchas correcciones y revisiones hasta dar con el resultado que entendía que debía alcanzar.

Doy por hecho que detrás de una novela tan bien construida como Banderizos debió haber una fase de documentación cuanto menos compleja y extensa. ¿Cómo afrontaste esta parte del proceso creativo?

Con mucha pasión y con mucha paciencia, porque el estudio de la Historia puede ser extremadamente denso e incluso contradictorio, dependiendo de las fuentes consultadas. Pero, siempre, siempre, emocionante, muy emocionante. Descubrir, aprender, imaginar… De nuevo, complicado de explicar…

¿Has sufrido durante alguna de las fases de creación? ¿Con qué has disfrutado especialmente?

Sí, sufrí en algunos momentos en los que sentía que la novela era demasiado larga y debía recortar y reestructurar. Es una tarea complicada. Por fortuna he tenido un gran maestro, como es el profesor de escritura Ramón Alcaraz, que es la persona que me ha enseñado a estructurar con eficacia una narración. La primera novela es con la que más se aprende, y para mí Banderizos es buena muestra de ello. Ahora estoy mucho mejor preparado.

He disfrutado mucho con la escritura en sí misma, sobre todo de aquellos párrafos y escenas en los que sientes que la historia fluye, pero, sobre todo, he disfrutado imaginando cada escena, sintiendo en mis propias carnes las emociones de los personajes. No hay nada en el mundo que me haga emocionarme más que sentir el escalofrío de aquello que estás contando. Cuando sientes ese escalofrío, sabes que vas por el buen camino, que estás contando la historia correcta de la forma correcta.

¿Qué piensas de la formación para escritores? ¿Crees que sirve de algo o que esto de escribir es un don con el que se nace?

Es importante, negar la importancia de la formación es una necedad. Hay gente que dice que los talleres literarios no sirven para nada. Yo discrepo. Eso depende del maestro y, evidentemente, del esfuerzo del alumno. No quiero decir que la formación sea obligatoria, uno puede aprender leyendo a otros escritores, pero es muy útil, eso que nadie lo dude. Se lo digo yo. Pero hay también dos elementos muy importantes: tener un poquito de talento (nuestra obligación en la vida debería ser que cada uno descubra cuál es el suyo y desarrollarlo) y trabajar, trabajar mucho y ser paciente. Si tienes talento pero no trabajas, no llegarás a ningún lado; si andas escaso de talento pero trabajas y te esfuerzas, conseguirás mejorar y alcanzar buenos niveles. Puro sentido común, vamos.

portada-banderizosEn mi opinión, en Banderizos has hecho una trabajo extraordinario con la creación de tus personajes. Como lectora me resultó facilísimo sentir junto a Lope sus tribulaciones, sus dudas… Al mismo tiempo, recuerdo que Pagoeta me intrigó muchísimo y sentí una gran atracción hacia su figura y sus sombras. ¿Algún truco confesable para crear personajes redondos? Muchas gracias. Conviene trabajar con método. Y en mi método desarrollo fichas de personajes con los rasgos de personalidad de cada uno, sus características físicas, sus complejos, sus virtudes, sus contradicciones, el papel que ocupan en la novela respecto de los otros personajes… Necesitas crear a una persona real. Y, a partir de ahí, ponerla en marcha dentro de las escenas. Si lo has gestado bien en las fichas, el personaje hará por sí mismo lo que tiene que hacer. Incluso pasará de ti y hará lo que le dé la gana. Entonces sabrás que funciona y que está tan vivo como tú…

Eres un apasionado de la historia y de la novela del género, ¿esta pasión tiene algún origen concreto o es algo que te venía de serie? ¿Algún libro que tengas como icono?

Creo que me venía casi de serie. No sé si influyeron los viajes de niño con mis padres, las visitas a monumentos… Quizás ahí comenzó a fraguarse mi amor por la Historia.

Un libro icónico para mí es Relatos de lo inesperado, de Roald Dahl. Una obra maestra del género, con especial atención al relato Gastrónomos.

¿Te atrae con mayor fuerza algún periodo histórico concreto?

Siempre he sentido predilección por la Antigüedad Clásica, especialmente por Roma, pero también me apasiona la Edad Media.

¿Tus estudios históricos te han ayudado, de alguna manera, a entender el comportamiento del ser humano?

En absoluto. Es la vida real, el día a día, el observar el mundo y a quienes lo habitamos, incluido uno mismo, lo que me ha permitido, más que entender, es reflexionar sobre el comportamiento humano.

¿Qué significa para ti escribir, José Manuel? ¿Y leer?

¿Qué significa para ti que tu corazón bombee sangre, Berta? Esto en cuanto a la escritura. Y en cuanto a la lectura, me gusta más escribir que leer. Puede sonar raro, pero es la verdad. Por eso, de hecho, selecciono mucho lo que leo. Quiero leer bien, no cualquier cosa. Esto no significa que no me guste leer. Me gusta mucho, pero lo que verdaderamente me apasiona es escribir, y eso tiene muchísimo fondo… Imaginar a tus personajes, cómo se mueven, cómo se enfadan, cómo hablan… Lo que siento es complicado de explicar, una vez más.

¿Cómo te definirías como lector? ¿Prefieres algún formato en especial?

Lector exigente. Selecciono mucho lo que leo, y de hecho leo poco. No me gusta esta tendencia actual a leer novelas que se puedan consumir a toda velocidad, como si leer fuera un estorbo y solo hubiera tiempo para absorber libros que no quiten tiempo. Yo lo bautizo como “literatura de estrés”. Las librerías rebosan de ella. Tiene su parte buena, por supuesto, pero a mí me gusta que la literatura tenga un poquito más de poso, invite un poquito también a reflexionar, además de a entretener.

En cuanto al formato, no me importa el continente, sino el contenido. Antes era mucho de papel, ahora me da igual. El papel no se lee, lo que se leen son las palabras.

En el año 2011 fundaste el proyecto mundopalabras.es, como espacio de encuentro para apasionados de la literatura. ¿Qué tipo de golpe en la cabeza te diste para decidir emprender en España, en plena crisis y, además, en el ámbito de las letras?

El golpe me lo dio mi hermano Luis. Tan apasionado de los libros como me veía, me dijo que por qué no desarrollaba una idea profesional en torno al mundo del libro. Y aquí estamos, ¡y lo que nos queda, Berta!

Ahora en serio. ¿Hay algo de lo que hayas aprendido durante estos años como emprendedor que te gustaría compartir con quienes nos estén leyendo?

Pasión, esfuerzo y paciencia. Ninguna idea, ningún proyecto puede funcionar si la receta no contiene estos tres ingredientes.

¿Te atreves a definir brevemente qué es mundopalabras y por qué debería unirse a nuestra comunidad todo aquel apasionado de la escritura o la lectura? mundopalabras.es es un editorial de autoedición que ofrece servicios para autores independientes que quieren publicar sus libros y hacerlo de la mano de profesionales vinculados a los mismos de manera emocional. Tú y yo somos escritores. Además de otras cuestiones de profesionalidad y honestidad, eso marca también la diferencia. Por otro lado, cualquier apasionado de la escritura o la lectura encontrará en nuestra web y redes sociales consejos, conocerá grandes voces literarias, podrá relacionarse con ellas, podrá aprender…

 ¿Te animarías a darles algún consejo a esos autores noveles que puedan estar leyéndonos, que tienen una historia y sienten de verdad que su sueño es publicar un libro?

Si sienten pasión por su historia, que la cuenten, pero sin precipitación, con paciencia, trabajando con mimo, y creyendo en ellos mismos, sin rendirse jamás. Después, si autoeditan, que se pongan en manos de profesionales que sientan también pasión por los libros. Un libro no es un tornillo. Hay mucha emoción dentro, y eso hay que respetarlo siempre.

Ahora mismo habrá un montón de lectores deseando comprar Banderizos, pónselo fácil, ¿dónde pueden hacerlo?

Pueden pedirlo en cualquier librería, pero si no está disponible en ese momento, es fácil encontrarlo en El Corte Inglés, Casa del Libro o Fnac. También pueden acceder a este enlace de la editorial Roca, donde se ofrecen varios enlaces de compra, entre ellos el de Amazon.

Y, por último, antes de pasar a la batería de preguntas, dime, José Manuel, en tu opinión ¿vale la pena luchar por una bandera, por un territorio, por un escudo… cuando en la lucha quedan atrás seres humanos a los que amamos? ¿Te apetece contestarme directamente o emplazamos mejor, a quien sienta curiosidad, a que encuentre la respuesta en Banderizos?

Esa respuesta pertenece a cada persona. Habrá para quien sí merezca la pena. Para mí no hasta ese extremo. Defender lo propio debería ser compartir tu riqueza cultural para que la conozcan y la respeten. Pero ningún territorio, bandera ni escudo es tan importante como para llegar a las atrocidades que vemos día a día en el mundo. Estamos aquí cuatro días, disfrutemos más y comámonos la cabeza menos…

En cuanto a Banderizos, poco tengo que decir. Que hablen los personajes, ellos son los únicos protagonistas.

 

Últimamente nos gusta cerrar nuestras entrevistas con una pequeña batería de frases que requieren una respuesta muy breve, ¡vamos a ello!

Tu principal fuente de inspiración es… Cualquier cosa en cualquier sitio. Las historias están en todas partes.

Para llamar a las musas nada como… Ni idea. Nunca las llamo. Solo sé que me gusta imaginar y escribir.

Tu lugar preferido para escribir… En mi casa.

¿Prefieres el día o la noche?, ¿el silencio o algún sonido de fondo? Me va más la noche, es más íntima. Puede ser en silencio o con música de muy diversos tipos.

¿Alguna superstición? ¿Escribiendo? Creo que ninguna.

Un sueño como escritor… Ganar muchos millones de euros con mis novelas (es sueño porque me parece imposible).

Tu escritor/a favorito/a… Roald Dahl, Pérez-Reverte, Eslava Galán, Delibes, Stephen King…

Un personaje literario que te cautivara especialmente… Me gusta Alatriste. Creo que es un personaje muy bien trabajado, un personaje que me pone. Muy real, y sin necesidad de hablar mucho, solo con sus gestos, su presencia, ya lo dice y hace todo.

La novela que te hizo llorar… Banderizos.

Y un nuevo apartado, “muy personal”, para poder conocer un poquito mejor a los autores que pasan por mundopalabra.es:

Tu comida favorita es… ¡Uf! ¡Tantas!

Serías capaz de insultar si… No lo sé. Supongo que si alguien me insulta se la devuelvo.

Tu ciudad favorita es… Portugalete, Londres, Madrid, Salamanca… Es que no puedo decir solo una…

Lo que te hace más feliz… Mi novia y escribir.

Lo que más odias de este mundo… A los que son capaces de hacer daño a los demás de forma continuada e indiscriminada, ya sea física o psicológicamente.

Una manía personal… Asegurarme de que todos los grifos están cerrados (entre otras…).

¿De qué te disfrazarías en una fiesta de disfraces?… Siempre me he disfrazado de cosas que me preguntaban que de qué me había disfrazado.

Ahora mismo estás leyendo… La entrevista que me hace mi compañera Berta, y, cuando la termine, Paciente 101, de Joseba Paulorena.

Bueno, se nos enfría el té, el café, se nos calienta el refresco y nos cierran el bar. José Manuel y yo somos cansinos cuando se trata de hablar de escritura y literatura. Esperamos que hayáis disfrutado tanto como nosotros de esta “charla” entre amigos y auténticos apasionados de las palabras. ¡Gracias!

Comentarios (1)

Enviar comentario

4 × 4 =

Nuestro asesor de edición puede resolver todas tus dudas.
Déjanos tu correo


¡¡Es el momento de apostar por ti!!

Uso de cookies

En www.mundopalabras.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies