Hablamos con Antonio Nieto

Antonio Nieto nació en un barrio humilde de Madrid (Tetuán). De adolescente, influido por los libros de aventuras de Emilio Salgary y Julio Verne, sintió la pasión por el mar y no paró hasta pasarse una buena parte de su  juventud visitando países y descubriendo lo extensos que son los océanos y el mundo. Al jubilarse, experimentó el placer de la escritura –de eso hace ya cinco años– y no ha parado hasta plasmar todas las ideas que tenía retrasadas en unos cuantos libros, algunos ya publicados. Hace poco ha publicado con nuestro sello mundopalabras En busca de la ilusión perdida.

¿Cómo definirías en un máximo de cinco líneas de qué trata tu libro y por qué deben comprarlo los lectores?

Este libro es la segunda parte de El oro de París y es, por tanto, una novela de aventuras que solo pretende entretener. El protagonista siente haber perdido la ilusión, a pesar de tener una familia maravillosa, y decide ir en busca de ese sentimiento perdido, sin saber que el destino le depara grandes emociones y sorpresas. Además, todo lo recaudado irá para aDela (Asociacion de la ELA).

¿Cuál es el principal objetivo que te planteaste con la escritura de esta obra?

Solo tengo dos objetivos: el primero era seguir divirtiéndome escribiendo sobre un personaje mitad real y mitad fantástico, y el segundo dar a conocer la ELA y aDela, al tiempo de obtener algún dinero para ayudar a los enfermos de esta cruel enfermedad.

¿Qué es para ti ser escritor/a? ¿Te cuesta utilizar esa palabra para definirte?

En mi caso, empecé a escribir como terapia para sobrellevar un momento muy duro en mi vida; después empecé a darme cuenta de que todo aquello me producía una gran satisfacción y divertimento: por esa razón escribo. No he pretendido ni quiero ser escritor en el sentido de lograr objetivos personales en el campo de la literatura y, si he editado algunos libros, ha sido por un fin solidario (lucha contra la ELA).

¿Qué ha sido lo más bonito y lo más difícil de todo el proceso de publicación de tu libro?

Lo más bonito es ponerse un día delante de una pantalla del ordenador en blanco con un par de ideas y, meses más tarde, poner la palabra fin sintiendo que has creado algo. Después conocer a un gran editor que se convirtió en un gran amigo y, por último, haber podido contribuir con todo lo recaudado para la Asociación aDela, de la que soy voluntario. Lo negativo o más difícil pienso que todavía no ha aparecido.

¿Les aconsejarías a otros escritores que se embarcaran en la aventura de la autoedición?

Eso depende de lo que cada uno quiere conseguir con la escritura; en mi caso el objetivo era claro y me siento muy satisfecho. Pienso que si solo se escribe por ego, no lo haría: puede frustrar mucho.

¿Cuál ha sido tu experiencia con mundopalabras.es?

Excelente; difícil encontrar nada mejor, en especial para alguien que empieza.

¿Qué sentiste cuando tuviste el libro entre tus manos?

Una cierta satisfacción, aunque tenía los pies en el suelo, y sabía que una autoedición no era un reconocimiento de la obra, sino el inicio de un proyecto que después me ha producido muchas satisfacciones de todo tipo.

¿Algún consejo para escritores que están empezando?

Que se diviertan escribiendo y tengan ilusión; cuando uno se divierte el libro sale…

Últimamente nos gusta cerrar nuestras entrevistas con una pequeña batería de frases que requieren una respuesta muy breve, ¡vamos a ello!

Tu principal fuente de inspiración es… la observación de las personas y los acontecimientos que me rodean.

Para llamar a las musas nada como… darse un paseo con mi perro por el campo.

Tu lugar preferido para escribir… mi estudio.

¿Prefieres el día o la noche?, ¿el silencio o algún sonido de fondo? Escribo cuando lo siento, independientemente de la hora. El silencio es lo mejor para introducirse en el mundo de la historia que se escribe.

¿Libro electrónico o libro en papel? Ambos, según las circunstancias.

¿Alguna superstición? Ninguna.

Un sueño como escritor/a… una película basada en estos dos libros; siempre los vi como historias de aventuras para ser llevadas al cine.

Tu escritor/a favorito/a… Oneti.

Un personaje literario que te cautivara especialmente… Don Quijote.

La novela que te hizo llorar… No lloro al leer, pero hay muchas que me han emocionado. Recuerdo Los martes con mi viejo profesor.

Por último, nos gustaría conocerte un poquito mejor, ¿te animas a responder a nuestro apartado “muy personal”?

Tu comida favorita es… la paella de marisco.

Serías capaz de insultar si… solo si he perdido el control.

Tu ciudad favorita es… Roma.

Lo que te hace más feliz… mi esposa y mi perro.

Lo que más odias de este mundo… la injusticia.

Una manía personal… desconozco tener alguna significativa.

¿De qué te disfrazarías en una fiesta de disfraces? De pirata.

Ahora mismo estás leyendo… Micromegas y otros cuentos de Voltaire.

Por último, destacar que En busca de la ilusión perdida es una obra que pretende, ante todo, contribuir a ayudar a los enfermos de ELA; después intento que la gente que lo compre no se sienta defraudada por creer que un libro solidario es como un donativo, sino que sientan que ha merecido la pena comprarlo o regalarlo.

Comentarios (2)

  • c.aida 3 Abril, 2016 at 21:20

    Un gran ejemplo a seguir. Me han encantado todas sus novelas, tiene una gran facilidad en escribir historias.

    • mundopalabras 7 Abril, 2016 at 12:01

      Enhorabuena, Carmen, y a todos los ganadores y finalistas. 😉

Enviar comentario

15 + diecinueve =

Uso de cookies

En www.mundopalabras.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies. ACEPTAR