Fran Santana, nuevo maestro de la novela negra

Fran Santana (Barakaldo, 1971), un nombre que nos resulta especialmente jugoso. De cuando en cuando hay quien, con su tesón y esfuerzo, rompe las barreras de lo establecido. Un autor que, gracias a ellos, ha logrado situarse entre los más interesantes y con más futuro del panorama literario nacional e internacional. Su novela, Los niños que ya no sonríen, fue un éxito de ventas en autoedición. Después llegó la llamada de un importante sello editorial. Incluso hay un proyecto cinematográfico de Hollywood en marcha para adaptar este trepidante thriller a la gran pantalla. La crítica es positiva y hay quien dice que nos encontramos ante el nuevo maestro de la novela negra. ¿Cómo lo ha conseguido? Y, sobre todo, ¿quién es Fran Santana? Vamos a descubrirlo…

 

¿Quién es Fran Santana?
Es un aventurero que redirigió su caminar a la escritura y la ilusión por crear historias tras el amargo sabor de saberse despedido de un trabajo donde se remó durante casi veinte años. Alguien que decidió luchar por lo que creía, a pesar de las dificultades, una vez se vio liberado de su anterior oficio.
¿Cuándo comenzó tu pasión por la escritura?
Desde el mismo momento que encontré que hallar un trabajo, era una de las mayores dificultades a las que me tenía que enfrentar dada la escasez y las buenas pero poco realistas palabras de que me llamarían. Decidí no quedarme quieto y hacer lo que me agradaba, siempre desde el pensamiento, en un principio, de aislarme de la negatividad del devenir diario.
 
Los niños que ya no sonríen, titulada en su versión autoeditada, Los niños que dejaron de sonreír, ha supuesto para la críticas y para los lectores el descubrimiento de un nuevo talento literario. ¿Qué encontrará el lector en sus páginas?
Encontrará lo que yo quisiera leer en una novela. Misterio, intriga, acción, sorpresas en giros argumentales, tensión, emociones, vértigo y sobre todo un entramado que te inste a seguir leyendo. Una novela quizá cruda y violenta, pero que no da respiro. Muy adecuada para los que sienten y quieren emociones fuertes. Y para todos los que quieran descubrir que el género negro puede tener otras fórmulas menos convencionales, pero no por ello menos interesantes.
¿A qué público va dirigida la novela?
A todo aquel lector que quiera descubrir una lectura fresca y sin condicionantes. Aquellos que suspiran por hallar historias interesantes y vertiginosas. Aquellos que dan oportunidades a los desconocidos. En general a todos, por que se muestra una trama que quizá pueda contemplar mucho de realidad.
Todo los que la han leído hablan de ella como un vertiginoso alarde de imaginación aderezado con un magnífico final. ¿De dónde surge este flujo narrativo tan potente?
Sin duda de lo que creo que ha sido mi mayor hobby desde crío. Que he sido un lector con matricula de honor. Crecí leyendo tramas duras e intensas y modulé mi historia con el ilusionismo de tanta lectura. Sin duda, en mi caso al menos, esta fuente de aprendizaje tiene mucho que ver en lo que aquí me preguntas.
¿Cómo nace la idea de escribir Los niños que ya no sonríen?
En un principio todo era una válvula de escape ante el desempleo descarnado que me había tocado padecer. A medida que las páginas crecían, le di otro enfoque a la historia y llegó el planteamiento de que pudiera ser convertida en una novela para compartir con aquellos lectores que se atrevieran a leerme.La idea primitiva de que fuera una novela tradicional con un asesinato y su investigación, degeneró en querer dar más y hacer algo distinto a lo habitual. El día a día convirtió una posibilidad en una realidad.
Han llegado a compararte con Stieg Larsson. ¿Qué supone esto para ti?
Las comparaciones siempre son bien acogidas, pero si un autor quiere sentirse satisfecho debe mitigar esas bondades y demostrar que Fran Santana es Fran Santana, por poner mi ejemplo. Las comparaciones te pueden beneficiar o no, ya que te ponen el listón muy alto si hablamos de una figura literaria como fue Stieg Larsson. Agrada pero uno tiene que tener su propio estilo y sello, aunque los críticos tienden a hacer equivalencias para mostrar al lector que clase de lectura les espera.

¿Cómo ves el panorama de la novela negra en España?
Hay grandísimos escritores que, gracias a esta aventura, estoy descubriendo, pero por desgracia- y yo me incluyo entre los que han leído a los escritores foráneos-, se apuesta mucho más por editar aquellas novelas que han tenido éxito en sus países, provocando con ello mayor dificultad al escritor de aquí. En este país hay igual o mayor talento que fuera, pero no hay muchas oportunidades por el motivo expuesto. Aunque yo soy un afortunado y no me puedo quejar, si quiero mostrar una realidad que quizá me penalice.

¿Cuáles crees que son las claves para que un autor que parte de cero coseche un éxito como el tuyo con su primera obra?
Difícil responder a esta pregunta y más cuando tras tu experiencia descubres y haces amistades con escritores de verdad, de los de pico y pala, y conocimientos más amplios que los tuyos. Creo que en mi caso fue decirme que tenía que escribir algo distinto. Tomármelo como una experiencia e intentar reinventar el género dando mucho más de lo habitual.
¿Cómo va el tema de la película? ¿Podremos disfrutar de este estremecedor thriller también en los cines?
Hay un guión por medio. No puedo decir mucho al respecto aunque sí que se está movilizando. Adaptar una novela tiene muchas opiniones, voces y decisiones sobre las que pasar dentro de la industria cinematográfica. Los presupuestos, la estructura de la película, actores, directores, muchas cosas que atar primero. Tampoco quiero contar mucho sin saberse un proyecto decidido, aunque cada día tiene más de posible realidad.
Y después de Los niños que ya no sonríen, ¿andas embarcado en un nuevo proyecto literario?
Sí. Estoy escribiendo una continuación independiente de mi primera novela, con el título provisional de TE QUIERO CONTAR MADRE. Estoy valorando sacar un cuento por redes, y estoy recabando ideas para mi siguiente novela con el título provisional LA SABIDURÍA DE LOS ERRANTES. Ahora mismo manejo una decena de ideas para convertir en próximas historias.
¿Te has planteado vivir de la literatura?
Ahora mismo es la opción. He descubierto el mundo de autoedición y el de edición. Según pasen las semanas tomaré alguna decisión al respecto, pero en su momento yo sí viví de la literatura. Al menos un año. Todo dependerá de lo que pueda surgir. Pero el objetivo es luchar contra las limitaciones para poder dedicarme en exclusiva a esto. La lucha gratifica, lo hecho desmitifica los logros. Muchos me han dicho que de esto no se vive, pero al igual que hice con mi novela, que me desaconsejaron autoeditarla, lucho si creo en lo que hago y quiero llevar la contraria a quien opina así. Quien comenta esto puede ser realista, pero me aconseja entender que no cree en lo que hace.
¿Qué piensas de la autoedición? Denostada por unos, alabada por otros, no puede decirse que te haya ido mal…
Como bien he explicado en la anterior pregunta, a mí me ofertó la posibilidad de tener un sueldo mensual y poder vivir de lo que había escrito, durante un año hasta que firmé por una editorial importante.
Ahora que tengo el poso de mi primera experiencia; mi inclinación, a no ser un giro de los acontecimientos en las próximas semanas, es seguir autoeditando y más ahora que tienes la ventaja que ya te conocen y una vez saque la novela ya no soy tan desconocido como al principio. De no mediar oferta interesante y posibilidad, sin duda autoeditaré mi novela. Tiene más trabajo, pero te da una satisfacción exclusiva.
¿Qué le dirías a aquellos autores que rechazan la autoedición por considerarla un camino “menor”?
Quizá sea por que tienen ya una textura impagable en los círculos literarios y un nombre, y no les haga falta, o por que sean cómodos en sus expectativas. También digo, que en mi caso al menos, autoeditarse tiene que ser con todas las consecuencias. Ese marketing que pueda darte la editorial, aparecer en librerías, queda en desuso y por tal motivo tienes que luchar con tus armas y conseguir eso a tu manera. Si lo dejas autoeditado en redes y esperas a que tenga acogida, es fácil que piensen que autoeditarse es algo desaconsejable, ya que pocos van a leerte.
Las historias que merecen la pena tienen que ser difundidas como sea. Editadas o autoeditadas. El autor que diga, sobre lo que me preguntas, esto no me merece más respeto que el que se tenga a sí mismo. Cualquier persona que escriba y tenga la voluntad de autoeditarse merece un respeto como el más reconocido de los escritores. Quien escribe muestra ilusiones y eso ya de por sí es muy válido.
¿Libro electrónico o de papel?
Siempre y de por vida, papel. He crecido con ello y no veo otra estructura que no sea sentir esa tibieza entre los dedos, al pasar las páginas.
Fran Santana es uno del ejemplos más claros de cómo un autor novel puede despuntar, por eso, te pedimos que des un consejo a todos los escritores noveles que leen esta entrevista.
Mi consejo es que rendirse no es la opción. Todo aquello que se escribe, tengo mayor o menor calidad, son murmullos de la ilusión de una persona. Las críticas negativas siempre están, hasta los escritores de relieve académicamente impresionantes las reciben, pero siempre agradará a alguien. Y como si es uno solo, eso es lo que importa. Te hace feliz y te hace ver que escribir es algo maravilloso. Publicar está muy difícil, pero que te lean no. Cuando corrijas lo que has escrito si te da satisfacción, el objetivo está conseguido. No pienses en llegar a la cúspide, piensa primero en agradar.

Comentarios (2)

  • Lolitalind 17 marzo, 2015 at 14:59

    Maravilloso ejemplo. Muchísimas gracias por presentarnos este ejemplo de tesón y lucha y abirnos una ventanita de luz en un panorama que muchos se empeñan en pintar de negro. Graciaaas.

  • mundopalabras 17 marzo, 2015 at 15:48

    Fran Santana es un exponente de los autores que apuestan por trabajar su obra y por salir a venderla y a comerse el mundo. El resultado, dar el salto a un gran sello editorial y la posibilidad de una película. No está mal, ¿verdad?

    ¡Saludos!

Enviar comentario

1 × cinco =

Nuestro asesor de edición puede resolver todas tus dudas.
Déjanos tu correo


¡¡Es el momento de apostar por ti!!

Uso de cookies

En www.mundopalabras.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies