¿Hablar en público? Sí, tú puedes vencer el miedo

Miedo_hablar_publico(3)Hablar en público no es fácil para casi nadie; nos obliga a exponernos ante los demás, a sus juicios, a su mirada crítica… Si además somos seres tímidos, como suele ocurrirnos a muchos escritores, acostumbrados a sentirnos cómodos en el refugio de las palabras escritas, el hecho de romper la intimidad lograda con las musas y salir de nuestra burbuja creativa puede afectarnos con mayor intensidad. Sin embargo, cada vez más los autores nos vemos obligados a abrirnos, a interactuar con los lectores o con el público potencial, a presentarnos en sociedad y dar a conocer nuestras obras; si queremos destacar en la vorágine actual del sector editorial hemos de tomarnos muy en serio el marketing y la comunicación y llevar las riendas, como principales protagonistas, de este tipo de estrategias. Por ello es tan importante vencer el miedo y aprender a hablar en público y por esta razón hemos considerado útil recopilar una serie de claves que pueden ayudarnos en las presentaciones de libros u otros actos donde nos toque intervenir. A ver qué os parecen:

1) Prepárate mucho. Parece obvio, pero a veces confiamos demasiado en nuestros encantos personales y dejamos ciertas cosas al azar. Si quieres hacer una presentación magnífica, es imprescindible que trabajes en ella poniendo especial cuidado en lograr una comunicación de máxima calidad.

2) Trata de ser ameno. Intenta captar la atención de tu público, de hacerle que participe…

3) Enfréntate a tus miedos. Valiente no es el que no tiene miedo, valiente es quien lo supera. Si lo que temes es exponerte a las opiniones ajenas, no olvides que la mayoría de las veces los demás no piensan en ti, sino en lo que los demás piensan de ellos. Parece un juego de palabras, pero si lo reflexionas, tiene mucho sentido. Recuérdalo, tú puedes vencer el miedo.

4) Refuerza tu autoestima. Visualiza tu éxito al hablar en público. Imagínate logrando comunicar lo que deseas con fluidez, seguridad, claridad, simpatía… Repite numerosas veces esta visualización hasta que consigas una nueva imagen (muy positiva) de ti mismo. Steven la Berge, doctor en Psicología de la Universidad de Standford, demostró que nuestro cerebro es incapaz de distinguir entre una experiencia real y otra imaginada vivamente.

5) Revisa las creencias negativas que están en la base de tus temores. Estas suelen ser del tipo: “Debería hacerlo todo bien y no cometer errores”, “Tengo que agradar a todo el mundo”, “Los demás me van a criticar muy duramente”, “Tengo que hacerlo muy bien, no puedo permitirme fallar en nada”, “Nunca voy a triunfar”… Ten mucho cuidado porque las creencias son profecías de realización personal autocumplidas: nos obligamos a ser aquello que creemos que somos.

6) Reflexiona sobre los pensamientos que surgen a partir de esas creencias. “Voy a hacer el ridículo”, “Todos se reirán de mí”, “Yo no valgo para hablar en público”, “Me voy a poner rojo como un tomate”… Nuestra realidad es una proyección de nuestros pensamientos y creencias. Rebélate contra la decisión de ser menos de lo que quieres o puedes ser.

«Mientras sigas pensando como siempre has pensado, seguirás sintiendo como siempre has sentido, actuando como siempre has actuado y obteniendo lo que siempre has obtenido». Marcia Grad

7) Aprende a relajarte a través de técnicas de control de la respiración, meditación, el deporte…

8) Ensaya las cualidades de un buen orador. Cuida tu voz, la vocalización, el lenguaje que utilices, tu expresión corporal (el lenguaje no verbal dice, a veces, más de ti que tus propias palabras). Cultiva la empatía, la asertividad, la cercanía, la simpatía, la credibilidad… y tu capacidad de oratoria mejorará mucho.

9) Sé natural. Ya lo decía Oscar Wilde: «Ser natural es la más difícil de las poses». Precisamente porque es difícil hemos de trabajar y pelear por encontrar esa voz que nos defina como nosotros mismos (después de todo, como también sostenía el mismo escritor, los demás puestos ya están ocupados). Solo cuando la encontramos podremos sentirnos cómodos y nuestras intervenciones fluirán.

10) Diviértete, ama siempre lo que haces. Es difícil resistirse a la fuerza de una persona que ama lo que hace y lo lleva a cabo con pasión y tesón. Si, además, consigues divertirte y hacer que los demás también lo consigan, tu éxito está asegurado.

Recuerda que ¡no tienes que hacerlo perfecto, tan solo hacerlo! Dar el primer paso es ya el éxito en sí, y a partir de ahí podrás ir mejorando. No te juzgues severamente ni te pongas nota, a veces somos más crueles con nosotros mismos que con los demás.

¿Te ha gustado este artículo? ¿Te parecen útiles nuestras claves para vencer el miedo a hablar en publico? ¿Crees que te ayudará para desenvolverte mejor en tus presentaciones de libros? Si es así, agradecemos que nos ayudes a difundir compartiendo en tus redes sociales y que nos dejes tu opinión o nos cuentes alguna experiencia que hayas vivido abajo en los comentarios. ¡Gracias! 😉

Artículo actualizado el día 5/05/2016.

Comentarios (1)

  • Lolitalind 26 marzo, 2015 at 13:25

    Cada uno de los consejos que proponéis merecen una larga reflexión y un trabajo importante para lograr asimilarlos. Gracias por facilitarnos las claves que muchos, desde luego, necesitamos. ¡Salud!

Enviar comentario

cinco × cinco =

Nuestro asesor de edición puede resolver todas tus dudas.
Déjanos tu correo


¡¡Es el momento de apostar por ti!!

Uso de cookies

En www.mundopalabras.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies