Entrevista al escritor Juan Eslava Galán

Juan Eslava Galán es uno de los grandes de la Literatura española. Ganador del premio Planeta en 1987 con En busca del unicornio y de otros tan prestigiosos como el Ateneo de Sevilla en 1991, el Fernando Lara en 1998 y el Premio de la Crítica Andaluza ese mismo año, sus obras se han traducido a varios idiomas. El escritor jienense ha tenido la amabilidad de responder a las preguntas de MundoPalabras. Nos habla de quién es, de sus inicios como autor, del oficio de escribir y de otros aspectos de gran interés para los amantes de las palabras en su forma literaria. Estas son sus respuestas:

MundoPalabras: ¿Quién es Juan Eslava Galán? Defínase.
Juan Eslava: Un jubilado que vive apaciblemente sus últimos años haciendo lo que más le gusta hacer: leer y escribir.

MP: ¿Por qué decidió dedicarse a la Literatura?
JE: Eso le preguntaron a Milán Kundera y respondió: “No lo sé. Lo único que puedo decir es que de niño era muy mentiroso. Lo suscribo.”

MP: ¿Cómo recuerda sus inicios en la Literatura?, ¿fueron difíciles?
JE:
Lo difícil fue publicar. Comencé a escribir a los 13 años más o menos pero no pensé en publicar hasta pasados los treinta. No me fue mal: gané el Planeta y después todo vino sobre ruedas.

MP: ¿Cómo ha afectado la Literatura a su vida?
JE: Mucho: leer te ensancha la vida, ya que alargarla no podemos.

MP: Si no hubiera sido escritor, ¿qué le habría gustado ser?
JE: Arzobispo de Manila en el siglo XVIII (una respuesta de Cela que suscribo)

MP: Para usted, ¿qué papel juega y ha jugado la Literatura en la sociedad y en la Historia de la Humanidad?
JE:
A veces ha ayudado a reflexionar a la sociedad. A veces ha sido como una levadura: su efecto se nota al tiempo.

MP: ¿Cómo ve el futuro de la Literatura a nivel de su país y a nivel mundial?, ¿cree que los autores están obligados en cierto modo a cumplir las características de un bestseller para ver su obra publicada y con posibilidades de llegar a un número importante de lectores?
JE: El mercado (esto es un mercado) tiene sus exigencias. Si uno quiere tener lectores debe acomodarse al gusto de su tiempo. También puede optar por ser autor de culto, con pocos pero exquisitos lectores. Cada uno es lo que quiere ser o le dejan. En eso, a menudo, hay mucha resignación.

MP: ¿Qué es un escritor?, ¿tiene para usted esta profesión ese aire idealizado del que a muchos les gusta dotarle o lo ve como un trabajo más?
JE: Un trabajo más para el que se necesita un cierto talento, cierto, pero que también se aprende y se mejora si uno lo toma con humildad y deseo de aprender.

MP: ¿Cree que se puede vivir de la Literatura? Lo cierto es que no parece que haya muchos que pueden hacerlo.
JE: Algunos pueden vivir, pero hay que trabajarlo mucho y sudar la camiseta. Los escritores de salón o barra de bar es natural que no puedan vivir de esto.

   MP: ¿Qué es lo más gratificante de su profesión?
JE: Los lectores. Esas personas a las que tu libro ha abierto ventanas de imaginación o de conocimiento que ni siquiera tú sospechabas.

MP: ¿Y lo más frustrante?
JE: Cuando no alcanzas el resultado que esperamos, la sombra platónica del libro que te habías propuesto. En realidad todos los libros son una aproximación a ese libro ideal.

MP: ¿Debe el escritor construir una Literatura capaz de llegar a todo el mundo o limitarse a escribir para aquellos que considera capaces de entenderla?
JE: Depende del escritor. Yo intento ser asequible dentro de un cierto nivel del que no me apeo.

MP: ¿Cree usted que el escritor tiene alguna responsabilidad con respecto a la sociedad o es sólo alguien que cuenta historias para entretener?
JE: Hay una responsabilidad en todo lo que escribes, incluso si crees que lo haces para entretener solamente. Tus ideas y tus rebeldías van a parar a la página.

MP: ¿Escribe para usted mismo o lo hace “pensando” en los demás?
JE: Pienso en el lector.

MP: ¿Cuál es la obra de la que se siente más orgulloso? ¿Por qué?
JE: Quizá “La historia de España contada para escépticos”. Supongo que ha sido un buen ejercicio para acercar la historia de España a los lectores de forma amena y rigurosa.

MP: Díganos de qué personaje creado por usted ha sentido o siente auténtica predilección. ¿Por qué?
JE: Juan de Olid, el protagonista de mi novela “El busca del Unicornio”. Es el héroe que jamás desiste de su ideal a pesar de las dificultades de la vida.

MP: ¿Está usted presente en su obra, en sus personajes?, ¿podemos intuir su personalidad?
JE: Creo que en todos los personajes hay algo del autor y que en el narrador de la obra también está el autor. Los que me conocen dicen que escuchan mi voz cuando me leen.

MP: ¿Cómo influyó en su vida y en usted como escritor ganar el premio Planeta por En busca del unicornio?
JE: Fue definitivo. A partir de entonces he publicado casi cada año, sin problemas, y he ido ganando lectores.

MP: Háblenos de su última novela, Rey Lobo.
JE: Creo que es mi mejor novela. Intento una reconstrucción arqueológica del mundo ibero y griego IV siglos a. de C. y al propio tiempo una historia de amor y venganza.

MP: ¿Puede adelantarnos algo de su próximo proyecto? ¿Se puede desvelar el título?

JE: El próximo proyecto se titula Homo erectus. Un manual para hombres que NO deben leer las mujeres, y va de relaciones entre los dos sexos en plan cachondo.

MP: ¿Podría resumirnos su forma de trabajar? Cómo crea la historia (¿toma notas, la esquematiza, realiza un borrador previo, etc.?), cómo da vida a sus personajes, cuáles son sus manías como escritor…
JE: Hago borrador, leo, tomo notas, escribo una primera versión de corrido, después otros dos repasos completos, la doy a leer a amigos lectores y vuelvo a corregir teniendo en cuenta lo que me dicen

MP: ¿Diría usted que llega a sufrir durante el proceso de escritura de una obra? Me refiero a dos aspectos: por una parte, tanto al escribirla como al corregirla; y por la otra, que su personajes le hayan hecho sufrir por cómo actuaban y lo que les pasaba durante la historia, como si fueran seres ajenos a su voluntad.
JE: No se trata de sufrimiento. Si sufriera no escribiría dado que soy poco masoca. Se trata de esfuerzo, aplicación, ensayo de caminos imposibles que te obligan a desandar lo adelantado… imagino que nos ocurre a todos.

MP: ¿Por qué se inventó a Nicholas Wilcox?
JE: Era un tipo de novela al que mi lector no estaba acostumbrado y temía decepcionarlo. Luego resultó que no.

MP: ¿Qué autores han influido en su obra?
JE: Muchos clásicos y modernos. Citaré Homero, Virgilio, Cervantes, Quevedo, Galdós, Cunqueiro, Sender, Plá…

MP: ¿Un autor actual que le guste? ¿Por qué?
JE: Arturo Pérez Reverte. Lo tiene todo historia, estilo, pundonor de novelista, narratividad, garra…

MP: ¿Y uno que no le guste? ¿Por qué?
JE: No leo a ninguno que no me guste. Es el privilegio de la edad. Solo concedo diez páginas a cualquier libro. Las leo y si no me engancha, no sigo: la literatura es larga y la vida es corta.

MP: ¿Qué la parece la llegada del libro electrónico?, ¿una ventaja o una irrupción de la tecnología en el tradicional mundo de la tinta y el papel?
JE: Acabaremos acostumbrándonos, qué remedio

MP: ¿Usted ha traducido a T. S. Eliot? ¿De veras cree que es posible traducir la poesía?
JE: Se puede intentar y uno aprende mucho intentándolo. A mi me sirvió para aprender.

MP: Imagine que un autor novel le pide dos consejos: ¿Qué debo hacer para mejorar y crecer como autor?
JE: Lee mucho y reflexivamente tanto autores antiguos como modernos, y corrige mucho lo que escribas.

MP: ¿Qué debo hacer para no fracasar en el intento?
JE: Perseverar, no desmayar. La mera escritura es ya un premio, aunque no se publique.

MP: La novela histórica siempre ha generado una gran controversia entre autores, lectores e historiadores. Hay quien opina que es obligatorio ofrecer el máximo rigor histórico y ajustarse a los hechos sucedidos en el pasado sin apartarse un ápice de ellos; otros piensan, por el contrario, que la novela histórica es ante todo novela y por lo tanto puede y debe permitirse licencias. Usted, como autor de novela histórica, ¿qué opina?
JE: Opino que la novela histórica es novela, por lo tanto el autor se puede permitir licencias. Depende del grado de fidelidad que se proponga y del tipo de público al que se dirija. Yo a veces introduzco en mis novelas guiños de actualidad que mis lectores sagaces detectan y agradecen porque llevan un punto de humor.
Para más información invito a los lectores a visitar mi página web www.juaneslavagalan.com

Enviar comentario

13 + 5 =

Nuestro asesor de edición puede resolver todas tus dudas.
Déjanos tu correo


¡¡Es el momento de apostar por ti!!

Uso de cookies

En www.mundopalabras.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies