Entrevista a Teresa Viejo

Teresa Viejo es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, donde también cursó estudios de Sociología. A lo largo de su carrera ha conducido toda suerte de programas en TVE, Antena 3, Canal 9 y la televisión autonómica de Castilla-La Mancha. Comunicadora habitual en la radio, fue la primera mujer encargada de dirigir un programa matinal (Radio España). Asumir la dirección de Interviú supuso un cambio en su escenario profesional y fue un revulsivo en el panorama de los medios de comunicación al convertirse en la primera mujer al frente de una revista de información general. Colaboradora habitual en prensa escrita y radio, es autora de tres exitosos ensayos: Hombres: modo de empleo, Pareja: ¿fecha de caducidad? y Cómo ser mujer y trabajar con hombres. En la actualidad dirige y presenta el programa La Observadora en RNE.

La memoria del agua, su primera novela, tuvo una excelente acogida por el público y los críticos. Ha sido traducida a varios idiomas y adaptada a una serie de televisión (TVE) con el mismo nombre.
Desde 2001 ejerce como embajadora de Unicef en España.
Su última novela, Que el tiempo nos encuentre, nos ha empujado a entrevistar a esta maravillosa escritora, cuyas palabras resultarán una excelente guía para todos los autores que visitáis mundopalabras.es
Teresa, empecemos por el pasado. ¿Cuándo comenzó tu pasión por la escritura?
Va unida a mi pasión por la lectura y, por tanto, está ahí desde siempre. He sido una niña que leía mucho y escribía cuentos, poesías, cursiladas de adolescente, pero que iban fraguando una pasión y también un hábito.
La memoria del agua fue un rotundo éxito. ¿Esperabas semejante acogida y que incluso la historia llegase a la televisión?
En absoluto, entre otras cosas porque contar con una ubicación real –el balneario de La Isabela- dotaba a la novela de cierto localismo. Pero también es verdad que también la envolvía una leyenda muy potente, ese toque misterioso que debe acompañar a las historias escritas. La televisión es un regalo que puede resultar envenenado, porque se desvirtúe tu trabajo o aleje la curiosidad del lector que se queda en la imagen y no va más lejos. Espero que no sucediera esto con la novela.
Ahora es momento para Que el tiempo nos encuentre. ¿Cómo está recibiendo el público la novela?
Me halagan tantas críticas positivas de forma unánime porque una espera siempre algún juicio negativo y se prepara para él, pero esta vez no ha sido así. Creo que he logrado emocionar al lector como yo lo sentía al escribir la historia. Es una novela más madura y al tiempo más fácil de leer. ¿Curioso? Creo que el aprendizaje en la escritura pasa por sacrificar lo superfluo en el camino.
Por otra parte puede ser contemplada desde diferentes géneros (novela romántica, de misterio, saga familiar, melodrama, landscape) y, a veces, temo no ser precisa al presentársela al lector. ¿Qué se van a encontrar en ella? Todo esto y más. Me gusta creer que es una novela de emociones y misterios con mayúsculas.
Tras leer Que el tiempo nos encuentre hemos podido constatar que la calidad de tu literatura no está reñida con hacerla accesible al lector en general. ¿Cómo se consigue ese equilibrio?
¡Buff! Con muchísimas horas de ordenador sin que se noten. Cada frase está medida, cada adjetivo justificado. Nada sucede por azar en Que el tiempo nos encuentre, aunque parezca que sea espontáneo. Esa sensación de que la lectura fluye y te lleva sin darte cuenta, es fruto de muchas reescrituras. Una primera para narrar la historia y sus tramas de modo lineal, y a partir de ahí ir eliminando lo innecesario ajustando los flash backs para explicar la historia con la información justa, para no abrumar al lector. Tenía una frase escrita en un post it pegado a mi mesa de trabajo y me la repetía como un mantra: “que nada frene la emoción ni la acción”.
¿Qué hay después de Qué el tiempo nos encuentre? ¿Ya estás pensando en nuevos proyectos? ¿Puedes adelantarnos algo…?
Hay otro libro y otro más, espero… Tras cinco libro publicados me digo que no estoy de paso y la escritura formará parte de mi vida, personal y profesional hasta el final –que espero lejano-. He empezado la tercera novela: una historia que nació en mi cabeza de un modo tan natural que aún me sorprende. Solo diré que será tan pasional como Que el tiempo nos encuentre, pero más inquietante y turbadora. Más misteriosa. 
Hablemos un poco de lo que rodea a tus novelas. ¿Qué autores te han influido?
Escribes como hablas y hablas según lo que lees. Generacionalmente me ha marcado el boom y el realismo mágico, pero al tiempo leía a Agatha Cristie y los autores de género negro americano (Ross McDonald, Chandler, Mcoy, D. Hammet), por tanto la tensión de la novela policiaca la tengo muy aprendida. Y posteriormente llegaron Wilkie Collins y Daphne du Maurier. Rebeca es una obra perfecta.
Todos ellos son “mentores” cuya lectura me revela tanto el andamiaje de una novela, el clímax del misterio o el preciosismo de la palabra. Luego reconozco leer géneros diversos y autores contemporáneos: por ejemplo, estoy concluyendo El jilguero de Donna Tartt. Muy recomendable, por cierto.
¿Cómo ves el sector editorial a día de hoy, Teresa? ¿Crees que todo los escritores tienen cabida en él, independientemente de la literatura que desarrollen, o hay que escribir para las masas, pensando sólo en el lector?
Por supuesto, todo autor tiene a su alcance lectores pendientes de ser seducidos; soy de la opinión que cada libro tiene su lector pero hay que buscarlo.
El gran problema son las descargas ilegales. Representan un cáncer tan cruento que si no se frenan pueden destruir totalmente el sector: si las editoriales no están saneadas, si sus libros en lugar de venderse se difunden ilegalmente, dejarán de apostar por autores noveles; pero además de él dependen familias enteras dentro de una cadena amplísima: diseñadores gráficos, distribuidores, libreros, autores y editores…
¿Qué opinas de la autoedición? Es la opción para muchos autores. Sobre este fenómeno hay opiniones para todos los gustos. Nos interesa mucho saber la de una escritora de renombre.
Es una opción tan loable como otra cualquiera y, desde luego, más libre. Las ediciones digitales (por ejemplo, Amazon) están dando muchas alegrías y te permite acceder a lectores en cualquier rincón del planeta.
¿Y el libro electrónico? ¿Le ves futuro en España?
Hasta que no se regule y penalice seriamente la piratería, el libro electrónico seguirá siendo residual. Eso debe unirse a una bajada sustancial del precio del ebook, porque no es de recibo una diferencia de solo 8 o 10 euros respecto del libro en papel. Aunque vaya por delante que ningún precio lo decidimos los autores.
Por último, Teresa, para todos aquellos autores desconocidos que sueñan con que su novela llegue a miles de lectores, quisiéramos pedirte que les ofrezcas un consejo.
Solo soy una principiante, por tanto dudo que mi consejo sea un referente; compartiré lo que me he dicho a mi misma alguna vez: escribir es consustancial a vivir, escribimos bien para entender lo que sucede alrededor, bien para construir un mundo paralelo. El fin último de ese texto -qué sucederá con él- nunca debe ser la motivación. Si disfrutas durante el viaje, tarde o temprano otros disfrutarán contigo.

Enviar comentario

5 × cinco =

Nuestro asesor de edición puede resolver todas tus dudas.
Déjanos tu correo


¡¡Es el momento de apostar por ti!!

Uso de cookies

En www.mundopalabras.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies