Entrevista a Francisco Narla

Francisco Narla (Lugo, 1978), es escritor y comandante de línea aérea. A pesar de su juventud, a lo largo de su ya extensa carrera literaria, se ha atrevido con todos los géneros. Ha publicado novela, relatos, poesía, ensayos técnicos y artículos, estos últimos relacionados fundamentalmente con su profesión, pero también con sus aficiones y filias, entre las que encontramos actividades tan dispares como los bonsáis, el tiro con arco, la pesca con mosca o la cocina. En 2009 publica su primera novela, Los lobos del centeno, tras cuyo éxito en España es editada en México para toda Latinoamérica. Caja negra, su segunda obra de ficción, ve la luz en noviembre de 2010. En inicia 2012 publicando un tratado de aerodinámica, Canon de performance: masa y centrado, y planificación de vuelo.En 2012 llega también su gran éxito de ventas: Assur. Una apasionante epopeya en la que se narran los ataques vikingos a la Península Ibérica. Gracias a la buena aceptación del público y la crítica, la obra alcanza puestos destacados en las listas de los más vendidos y, lleno de agradecimiento, Narla nos trae en 2013 una nueva novela histórica, Rōnin; una narración que nos acerca al convulso Japón medieval.

Tenemos el placer de entrevistar en mundopalabras.es a uno de los autores españoles con mayor progresión en los últimos años.
mundopalabras: Francisco, ¿de dónde procede tu afición a la escritura?
Francisco Narla: La culpa la tiene, sin duda, el bueno de Antoine de Saint-Exupéry; fueron sus relatos los que hicieron nacer en mí ambas vocaciones, la de piloto y la de cuentacuentos. Desde niño llevo siempre encima un cuadernillo con tapas de hule en el que anotar mis ideas y dar rienda suelta a mi imaginación, y siendo un crío recorría los pasillos con los brazos abiertos, cara de velocidad y haciendo ruido de motores entre labios fruncidos. Ciertamente, ambas profesiones tienen una raíz muy soñadora, muy vocacional. Sin embargo, hace falta mucho trabajo y constancia para convertir cualquiera de ambas en una profesión. Eso es algo que no debe olvidarse, las ideas sirven de poco si no conducen a un trabajo duro.
mp: Assur es la novela que te catapultó al reconocimiento de la crítica y el público y a una importante cifra de ventas. ¿Te lo esperabas?
FN: No, en absoluto, uno se limita a hacer lo que puede lo mejor posible y a esperar acontecimientos. La verdad es que la profesión de escritor necesita un largo aprendizaje que a veces se obvia, sin embargo, no debe olvidarse. Y lo cierto es que me siento tremendamente afortunado porque parece que todos mis esfuerzos se ven recompensados gracias a la buena voluntad de los lectores.
 
mp: ¿Cuál es el “secreto” para que una novela como Assur logre tan alta aceptación?
FN: No tengo ni la más remota idea, supongo que es una combinación de factores intangibles que resultan muy difíciles de definir. Todos los años el mundo editorial se sorprende con éxitos inesperados que nadie se explica y hay que asumir que es complejo determinar de antemano las razones que catapultarán esas obras. Con toda sinceridad, creo que el escritor debe abstraerse de pensar en el resultado comercial de sus novelas (aunque sea difícil, porque hay facturas que pagar), pero debe intentarlo y procurar escribir buenas historias, simplemente.
mp: Rōnin, tu nueva novela. ¿Qué encontrará el lector en ella? ¿A qué público está dirigida?
FN: Yo no escribo para un público determinado y procuro no esperar nada del lector, intento escribir historias en las que todos puedan encontrar entretenimiento y prefiero dejar ese tipo de disquisiciones para filósofos y ensayistas. Yo no soy quien para conducir el pensamiento del lector. Aun así, en cuanto a Rōnin, espero que el lector se tope con una historia de aventuras con rigor histórico que además le permita conocer mundos y hechos sorprendentes, como la llegada de samuráis a la Sevilla del siglo XVII.
mp: Suponemos que ya tienes en mente nuevos proyectos literarios. ¿Nos puedes adelantar algo?
FN: La verdad es que no puedo desvelar mucho porque me reñirían mis editores. No llevan nada bien eso de adelantar material. Pero bueno, os diré que será un poco más corta y que los admiradores de Furco encontrarán una agradable sorpresa.
mp: ¿Te resulta difícil compaginar tu profesión con la escritura? Todos sabemos que alcanzar el éxito literario trae también aparejado mayores exigencias por parte de la editorial y del público.
FN: Afortunadamente el éxito me ha permitido cambiar mi vida y los lectores, que son mis jefes, han hecho posible que los libros paguen las facturas, un verdadero sueño. Es cierto que tengo muchas más presentaciones, más firmas, más viajes de promoción, pero hay trabajos mucho, mucho más duros y, repito, yo soy muy afortunado. La confianza de los lectores me ha regalado una vida nueva y nunca podré expresar mi agradecimiento. Por eso trabajo tan duro como puedo para que cada novela sea mejor.
mp: ¿Crees que se puede vivir de la Literatura? La mayoría de autores sostiene que no. Pero en tu caso, con un éxito tan importante, ¿cómo lo valoras?
FN: Bueno, la recesión no ayuda, y en el caso español la piratería en los formatos digitales nos perjudica mucho, pero si uno no tiene grandes aspiraciones es posible. Aunque considero que hay que encarar ese futuro con humildad y modestia, porque las probabilidades de éxito son escasas. Creo que era Bukowski el que empapelaba el baño con los rechazos editoriales, y tuvo ocasión de hacerlo varias veces antes de alcanzar el éxito. Con algo tan pasional como la profesión de escritor uno no puede abandonar sus sueños porque resulten complicados…
mp: ¿Cómo ves el panorama editorial? Cada vez es más difícil que un sello apueste por  nuevos autores. No obstante tú mismo lo fuiste no hace tanto. ¿Cuál crees que es la clave?
FN: No puedo dar la clave porque no la conozco. Mi historia es sencilla, empecé publicando en una pequeña editorial una novela modesta, trabajé, aprendí, recibí curas de humildad, conseguí publicar una segunda novela en una editorial de más enjundia y después de mucho trabajo y mucha reflexión llegó el éxito. Si hay que hacer una afirmación diría que se trata de una combinación de esfuerzo, tenacidad y espero que algo de talento.
mp: ¿Qué opinas de la autoedición? Para muchos autores representa la mejor y, a veces, la única forma de publicar.
FN: Aunque hay honrosas excepciones creo que es un mal camino, comprendo que el novel tiene ansia, desea ver su libro publicado pero la autoedición no significa que el libro físico alcance una buena distribución y entonces llegarán nuevas decepciones. Creo que hay que seguir los canales clásicos, que además permiten establecer filtros que ayudan al escritor y garantizan al lector un producto de cierto nivel.
mp: Libro de papel, libro electrónico: ¿quién ganará?
FN: En narrativa imagino que el papel todavía tiene mucho que decir, pero puede que en ensayo o libro técnico el papel se convierta en testimonial. A mí me sigue haciendo falta el papel, los dispositivos electrónicos me resultan desagradables.
mp: Nos gustaría pedirte que des un consejo a todos los autores noveles, pues en nuestra página hay muchos. ¿Qué les dirías para que logren seguir una senda de éxito como la que tú estás cosechando?
FN: Les diría que tengan paciencia y que trabajen duro. Que lean mucho, pero que lo hagan con ojos de escritor y no de lector, y que asuman que el talento es solo una parte, es necesario trabajar, trabajar y trabajar.

Enviar comentario

10 − Nueve =

Nuestro asesor de edición puede resolver todas tus dudas.
Déjanos tu correo


¡¡Es el momento de apostar por ti!!

Uso de cookies

En www.mundopalabras.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies