Curso online de ortografía VII. Los espacios.

Ya hemos visto que el punto es el gran organizador de los textos. Clarifica lo que expresamos y lo agrupa en enunciados y en párrafos.

Existe un elemento más que usamos cuando escribimos, muy importante, que en realidad no es un signo pero es fundamental para comprender bien lo que leemos y que resulte claro y legible. Son los espacios.

Es lógico pensar que cuando acabamos de pronunciar un enunciado, indicamos una pausa en la lectura (con el punto) y dejamos un espacio para que veamos claramente que comienza otra nueva oración o frase. Y eso lo hacemos también entre palabra y palabra.

Esto, que parece tan sensato, no ha sido siempre así. Los griegos y romanos no separaban las palabras ni las frases. No sólo carecían de puntos, sino que ni siquiera empleaban espacios para distinguir cuándo acababa una palabra y comenzaba la siguiente. En el libro Satiricón, su autor, Petronio, se refiere a cómo se alababa a quien era capaz de leer a simple vista. Al no haber espacios, resulta muy complicado separar las palabras de manera rápida e ir dando sentido correcto a la unión de las mismas.

VERASQUERESULTACOMPLICADOLEERESTOASISINPUNTOSNICOMASNIESPACIOSSINPRINCIPIONIFIN
DEPALABRASYFRASESDEAHILAIMPORTANCIADELASPAUSASENLALECTURAYDELOSSIGNOSDEPUNTU
ACIONALOSQUEPORFORTUNAESTAMOSACOSTUMBRADOS

Enviar comentario

cuatro × 3 =

Nuestro asesor de edición puede resolver todas tus dudas.
Déjanos tu correo


¡¡Es el momento de apostar por ti!!

Uso de cookies

En www.mundopalabras.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies