Cómo vender tu libro en librerías

Vender_librerías¿Has publicado un libro? ¿Tienes intención de hacerlo? Entonces querrás que se venda, ¿verdad? ¡Menuda pregunta!

Si has autoeditado, quizá una de tus próximas metas sea poder vender tu obra en librerías físicas de tu ciudad, región o incluso a nivel nacional. Este es un sueño para bastantes autores que están empezando; si también es el tuyo, este artículo está escrito pensando exclusivamente en ti.

Vamos a regalarte esas claves para que puedas lograr tu objetivo.

Comencemos con una reflexión. Porque nos parece esencial ser conscientes de la realidad: estar en una determinada librería no te servirá de mucho si previamente no has hecho una buena promoción que haya conseguido despertar el interés de los lectores hacia tu libro. Salvo que te lo montes muy bien para diferenciarte, en una librería tu publicación tiene muchas posibilidades de acabar siendo un lomo más perdido en una estantería, una obra que tendrá que competir con los grandes sellos editoriales que llenan los mostradores y escaparates con los libros de moda (que tienen tras de sí grandes maquinarias de marketing y promoción).

¿Nos sigues, verdad?

Por esta razón, nos gustaría insistir en la idea de que cuanto más hayas trabajado en tu estrategia de marketing, más posibilidades tendrás de que el librero la perciba como positiva. Es decir, si en tu toma de contacto con la librería puedes aportar que eres un bloguero más o menos influyente o que tienes un buen número de seguidores en redes sociales, estos se convertirán en datos golosos y atractivos con respecto a las expectativas de ventas, pues como decimos siempre: un libro que no se conoce no se vende.

Un libro que no se conoce no se vende. Un libro que no se conoce no se vende. Podría ser un buen mantra para quien se embarque en el apasionante mundo de la autoedición.

Asimismo, también ayudará comenzar a contactar con las librerías de tu pueblo o ciudad: los libreros saben que un autor local puede tener tirón entre sus vecinos y eso lleva aparejado un mayor número de ventas, por lo que la acogida será mucho más positiva y sencilla.

Y hasta aquí esta reflexión inicial que queríamos compartir contigo. Ahora pasemos a la acción, veamos algunas sugerencias para ese primer contacto con la librería:

1) Busca un momento en que el librero pueda atenderte con suficiente tranquilidad como para hablarle de ti y de tu obra. Prepara con antelación la mejor manera de explicar los puntos fuertes de tu libro en el menor tiempo posible (¿eres capaz de hacerlo en un minuto?) y trata de mostrarte seguro y defender las bondades de tu obra con firmeza.

2) Consigue que el librero vea un negocio en quedarse con tu libro. Coméntale que incluirás su establecimiento como punto de venta en tu blog o web, que le darás difusión en redes sociales, que intentarás que una parte de tus contactos vayan a comprarlo a ese establecimiento… Cuanto más claras tenga las p12011117_439906466216334_8111056400622026525_nosibilidades de venderlo, menos reticencias mostrará.

3) Aportar un marcapáginas o algún otro artículo promocional del libro (libreta, bolígrafo…) puede considerarse un atractivo más, un valor añadido para la venta del libro y para captar el interés de clientes que accedan al establecimiento.

4) Muéstrale un ejemplar de tu obra y destaca la calidad de la edición. Esto es muy importante, si tu libro tiene una cubierta o una maquetación poco profesional o pueden detectarse en un primer vistazo errores gordos de ortografía, te arriesgas a causar mala impresión y lograr rechazo por parte de la librería, ¿en serio quieres asumir ese riesgo?

5) Propón dejar varios libros en depósito. La mayoría de las librerías tienen un problema grave de espacio, por lo que recibirán como positivo que muestres consideración con este punto. Un par de libros para empezar puede estar bien, si la demanda es alta en las primeras semanas de colaboración, siempre podéis ampliar el depósito yendo ya sobre seguro.

6) Ten claro el descuento que le vas a hacer al librero, es decir, el margen que él tendrá sobre el precio de venta. Lo normal suele ser un 30 %, pero puede que algún establecimiento te requiera un poco más o incuso esté dispuesto a trabajar con un 25 %. Piensa que existe la posibilidad de que cuanto mayor sea el porcentaje, mayor sea el interés le ponga el librero a la venta de tu obra.

7) Una vez que hayáis llegado a un acuerdo, pregúntale cómo desea formalizarlo. Lo más frecuente es que prepares un albarán sencillo en el que deberán figurar la siguiente información:

  • Tus datos de contacto y los datos de la librería
  • La fecha del albarán y el número de serie
  • Cantidad de ejemplares
  • Modalidad de entrega: en depósito
  • Precio sin IVA
  • El descuento para el librero
  • El IVA (del 4 % para los libros)

Por último, conviene estar preparado para recibir alguna negativa, pues puedes dar con personas que, por desconocimiento absoluto, muestren rechazo a trabajar con autores autoeditados. En este caso, nuestra sugerencia es ser respetuosos con todos los puntos de vista, cómo no, pero al mismo tiempo aprovechar para defender la calidad de tu obra y tu potencial como autor local. De ahí que comentáramos al principio que, cuanto mayor interés hayas conseguido despertar hacia el libro previamente gracias a las acciones de marketing que pongas en marcha, mayor atractivo tendrá este para las librerías.

Porque un libro que no se conoce no se vende… “¡Menudos pesados son estos chicos de mundopalabras.es!” estarás pensando. No te preocupes, no vamos a repetirlo más, sabemos que en este punto del artículo ya lo tienes claro.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Has pasado ya por esta fase de contacto con las librerías? ¿Cómo fue tu experiencia? Gracias por compartirla con nosotros para que todos podamos enriquecernos y, si te ha parecido útil e interesante, gracias por ayudarnos a difundir.

Comentarios (2)

  • Viviana Monjo-Rizzola 2 Septiembre, 2016 at 17:18

    Gracias, por el aporte.
    Manos a la obra, a trabajar señores!

    • mundopalabras 5 Septiembre, 2016 at 10:37

      Gracias a ti, Viviana, por leernos y confiar en nuestro trabajo. Saludos afectuosos.

Enviar comentario

cuatro × uno =