Hablamos con la presidenta de la Asociación Cómplices Literarios Elkartea

Entrevista a Isabel, presidenta de la asociación literaria Cómplices Elkartea

Miembros de la asociación cultural Cómplices ElkarteaHoy queremos daros a conocer con mayor profundidad la Asociación Cómplices Literarios Elkartea, y para ello hemos hablamos con Isabel, su presidenta y copropietaria de la librería Guantes de Portugalete.

Tengo curiosidad por saber cuál es el germen de esta asociación, Isabel. ¿Se trata de una iniciativa que surgió de repente o que se venía madurando desde hace algún tiempo?
Aunque bastantes integrantes de la asociación ya manteníamos relación con anterioridad, decidir dar forma a la asociación fue consecuencia de dos hechos coincidentes en el tiempo. Por un lado, en noviembre del año pasado y con motivo de un mes de las letras portugalujas, coincidimos los siete y fuimos conscientes de que, además de compartir pasión por los libros, nuestras inquietudes eran similares y teníamos ganas de promover la cultura en nuestra ciudad. Por otro lado, y aunque resulte mucho más banal, por las mismas fechas se publicitó un estudio en el que se reflejaba como el 40 % de la población española no leía un solo libro al año, lo que nos escandalizó y, de alguna manera, nos empujó a actuar en alguna dirección. Empezaron a surgir muchas ideas, y con cada nueva idea fuimos conscientes de que lo prioritario e inicial era constituirnos en una asociación sin ánimo de lucro.

Permíteme que te pregunte el porqué, ¿cuál es el motivo que os ha llevado a embarcaros en esta bonita “locura”?
Como dice el anuncio, y parafraseando a Vargas Llosa, todos nosotros sentimos que leer es una de las cosas más importante que nos ha pasado en la vida. Cualquier cosa que se diga respecto a la lectura está ya manido: combate a la ignorancia, incrementa la empatía, ejercita el cerebro, favorece el pensamiento crítico… A pesar de ello, seguimos encontrando ese altísimo porcentaje de población que no lee o lee poco. Y además tendemos a convertir la lectura en una actividad íntima y estanca. Nosotros hemos comprobado cómo compartir lecturas, impresiones y momentos nos ayuda a ampliar el espectro literario e incrementa la satisfacción.
Y si para nosotros es tan positivo realizar o participar en actividades públicas, ¿por qué no organizarlas nosotros e involucrar a cuantos más, mejor? Nos sentiremos satisfechos con despertar en alguien, aunque sea una sola persona, la pasión por la lectura.

Tú eres la presidenta, ¿verdad?, pero ¿quién más está detrás de la fundación, te apetece presentarnos al resto de artífices, aunque sea brevemente?
Como te digo, a pesar de que el encuentro de este grupo de personas fuera un tanto circunstancial, ha resultado que entre todos hay miembros de diferentes sectores que participan en la creación y divulgación literaria, lo que es muy enriquecedor.
Adrián Martín Ceregido, Mari Carmen Azkona, Dory Lansorena y José Manuel Aparicio son escritores. Además, la aportación de José Manuel es doblemente enriquecedora, ya que también trabaja en la editorial mundopalabras.es. Cristina Benavent, lectora pasional y artista completa, multiplica su vinculación con la literatura por su actividad teatral. Y, finalmente, Susana Penas y yo misma colaboramos en la gestión de una pequeña librería.

¿Cómo definirías la Asociación Cómplices Literarios Elkartea, vuestro objetivo principal o líneas de actuación?
Como ya he indicado anteriormente, nuestro objetivo fundamental es fomentar la lectura.
Todos veníamos realizando actividades, de forma individualizada, que intentaban colaborar con este fin. Desde hace unos meses, lo seguimos realizando de forma más coordinada, lo que nos permite poner en marcha iniciativas que no hubiéramos podido afrontar de otra forma.
Entre las ideas primigenias estaba realizar una suelta de libros en Portugalete o un maratón de lectura. Ambas cosas las hemos realizado con bastante satisfacción y muy buena aceptación.
Una de las actividades que también valoramos inicialmente con mayor ilusión era crear un Club de Lectura, y también lo hemos puesto en marcha, abierto a todo el público interesado.
Por descontado, porque ya lo hacíamos anteriormente, contactar con autores y ayudarles a presentar sus obras o colaborar en presentaciones de terceros.

¿Qué tal han ido estos primeros meses de vida? ¿Demasiados escollos que saltar o ha fluido todo bien de momento?
Más allá de los escollos administrativos para dar de alta la asociación, que se prolongó en el tiempo, hemos ya puesto en marcha bastantes actividades y nos ha resultado relativamente sencillo. La asociación ha sido muy bien recibida por el público y por las instituciones que nos han facilitado bastante las cosas para poder llevar adelante todas las iniciativas. Esto resulta muy gratificante y nos impulsa a seguir adelante con mucha ilusión.

¿Y la acogida por parte de los autores y el ámbito cultural, en general, de vuestro entorno?
Tengo que decir otro tanto. Hay ya muchos autores locales dándonos apoyo y difundiendo las actividades que vamos organizando, lo que ayuda enormemente a nuestro crecimiento.

¿Cuáles son vuestros planes para el medio/largo plazo, puedes adelantarnos algo?
Alguno ya lo hemos contado, y seguiremos repitiendo en un futuro. Inmediato, tenemos previsto realizar un intercambio de libros en la villa. Estamos también trabajando en elaborar actividades exportables a colegios que ayuden al fomento de la lectura.
Pero si tenemos que hablar de una actividad estrella, tenemos en cartera trabajar para organizar una feria del libro en Portugalete. Creemos que es esencial para un municipio de las dimensiones de Portugalete y actualmente no existe. Pero no queremos que sea sólo unos estands vendiendo libros, sino generar diferentes actividades y eventos artísticos, de tal manera que se convierta más en un Festival Cultural que en una feria al uso.

Y, ahora, permíteme que te haga una pregunta como librera, por lo que tengo entendido, absolutamente vocacional y una persona dispuesta siempre a apoyar a los autores independientes. ¿Qué opinas de la autoedición y de los escritores que se animan a esta aventura?
El mundo editorial cada día pone las cosas más difícil a los autores nóveles y desconocidos. Más del 90 % de la producción editorial está controlada por unas pocas editoriales con las que poder editar se debe más a un golpe de suerte o de presencia mediática que de calidad literaria.
Por eso, hay que destacar la labor que hacen muchas editoriales pequeñas que se arriesgan tanto con productos de calidad pero de venta dudosa, como con autores desconocidos y nóveles, aportando los medios necesarios para que sus obras puedan salir a la luz. La labor que hacen estas editoriales es ingente, y muchas lo están haciendo realmente bien.
Aún con ello, en muchos casos el único camino que le queda al autor es la autoedición. Admiro la valentía que muestran porque no resulta barato –al contrario, casi todos acaban perdiendo dinero- y, con todo, tiran para adelante. Y gracias a esta posibilidad, cada autor cumple un sueño, y los lectores tenemos la posibilidad de acceder a algunas pequeñas joyas.

Cada vez más librerías como la tuya dan oportunidades a los autores independientes, sin necesidad de que intermedie una distribuidora, ¿piensas que esta tendencia va a ir en aumento?, ¿cómo crees que puede influir en la dinámica del sector?
En esto no puedo ser muy positiva, y es que hay muchos factores que se confabulan en contra. Principalmente logísticos, o meramente capitalistas, como quieras verlo, y otros de calidad literaria.
Como he dicho, casi toda la distribución literaria está manejada por unas pocas editoriales con grandes medios publicitarios, que son las obras que llegan al gran público, y que se encargan de comprar grandes lineales en grandes superficies, donde el autor independiente o las pequeñas editoriales no tienen cabida.
Las librerías pequeñas hacemos lo que podemos, pero nos encontramos bastantes hándicaps.
Respecto al tema de calidad, tenemos que conocer y, por ello, leer todas estas obras de autores desconocidos para valorar si el producto tiene recorrido, ya que es el librero el que tiene que conseguir abrir la curiosidad del cliente, y en caso de recomendar un mal producto lo que queda en tela de juicio es la reputación de la librería.
Respecto a temas más profanos y puramente mercantilistas, hay que disponer de espacio para su exposición y venta, que es precisamente lo más limitado en las pequeñas librerías, y tienen que estar disponibles durante largos periodos para alcanzar unos mínimos niveles de venta. Ocupación del espacio con falta de rotación son dos aspectos claves que perjudican la rentabilidad del negocio que, en los casos de pequeña librería, es casi siempre de autoempleo.
Insisto, hacemos todo lo que podemos, pero no resulta fácil encontrar el equilibrio. De todas formas, está en nuestra vocación seguir apostando por este tipo de producto.

Por último, ¿alguna vez has coqueteado con una página en blanco? Es decir, ¿te interesa también el mundo de la escritura?
La respuesta es simple y escueta, no. Me conformo con la lectura, donde me encuentro muy a gusto.

Muchísimas gracias, Isabel, por haber estado con nosotros en mundopalabras.es y por la extraordinaria iniciativa que tenéis entre manos.

Enviar comentario

7 + 4 =

Uso de cookies

En www.mundopalabras.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies. ACEPTAR