“La siguiente serie de fotos ilustra mi larga trayectoria ya en el camino de la autodestrucción. El demoledor informe de la OMS, junto con la redacción de tremebundos titulares en los medios de comunicación, me ha hecho temblar estos días y creo que estoy viendo pasar mi vida en imágenes ya que el final está próximo.

 

jamón_7

Esas sopitas de jamón que mi madre me iba dando aquel día resulta ahora que… Pobrecita mía, si lo hubiera sabido. Como también entiendo ahora que la frase que me decía mi abuela sobre “las patatas de la cueva” era una consigna para ocultar ese infame jamón -que efectivamente escondía en una cueva en su casa- y que antes habían salado en el baúl y dejado curar en la cámara del piso de arriba. Que los abuelos saben todo y ella debía de ser consciente del delito que estaba cometiendo. Los mil y un trapicheos para tirar adelante en la posguerra fueron minucias, pero también aprendizaje para el tratamiento y contrabando de productos tan peligrosos como el plutonio.

   En fin, no teníamos bastante con los cuatro jinetes del Apocalipsis venidero. Faltaban OTROS, que por lo visto cabalgan con ellos con el mismo ímpetu e intención de abatirse sobre la humanidad para hacerla desaparecer”.
¿QUIÉNES SON? Pinchad en la foto y lo sabréis.
Un saludo.
salchichón