El aire se vuelve ámbar
La noche claridad
La luna que te mira a ratos
Sonríe su eternidad.

La tierra se vuelve manto
La luz suspira, y mientras
Gozad humanidad
Que las rosas crecen ya.

Rojo nace su llanto
Verde es su alma
Su amor es eterno
Eterna es su paz.

Gozad de todo su encanto
Que las rosas poemas dan
Gozad de su albedrío
De su belleza y su paz.

De ámbar se vuelve el aire
Cuando el aire siente su llanto
De vida se llenan tus ojos
Cuando tu rostro sonríe.

Sabed amores que existe
Un cielo para cada rosa
Sabed que todas gozan
Del campo de los colores.

¡Que la luna mira a ratos!
Y aspira con su querer
Las lágrimas de su llanto
¡Y vuelve a mirar otra vez!
La tierra nutre su encanto
Y crece su alma verde
Y con la luz del verano
Regala eternas deidades.

Y sabed mortales
Que con vuestros amores
Hace las rosas su polen.