Hablamos con Mikel Santiago

Entrevista a Mikel Santiago, autor de "El mal camino"

Entrevista a Mikel Santiago, autor de "El mal camino"Mikel Santiago es un un sociólogo bilbaíno que compagina la programación de software con la escritura. Con su primera novela, Última noche en Tremore Beach, publicada con Ediciones B, cosechó un notable éxito (más de 30 000 copias vendidas) y sus derechos han sido comprados por la productora de Amenábar para llevarla al cine. En 2015 publicó su segunda novela, El mal camino (Ediciones B).

El éxito tan significativo que obtuviste con tu primera novela, ¿te ha condicionado de alguna manera a la hora de crear y publicar la segunda?

 Totalmente. Me ha costado algo de esfuerzo sobreponerme al éxito y las expectativas generadas (sobre todo por mí mismo) después de Tremore Beach. Bert Amandale, el protagonista de El mal camino describe la sensación en algún pasaje del libro: “es como escribir con un megáfono“

¿Cómo podrías resumirles a los lectores de mundopalabras.es qué tipo de novela es El mal camino?

Aunque no me gustan las etiquetas voy a soltar un par: es un thriller psicológico y subjetivo. El lector lo ve todo a través de los ojos de un narrador condicionado por el miedo y la paranoia, y no sabrá, hasta el final, cuál es la auténtica historia.

En tu opinión, ¿cuál crees que es el éxito de tus obras?, ¿algún truco o consejo para enganchar al lector de la manera que tú lo haces?

No sé cuál es la receta del éxito, pero sí cuál es mi receta: presento lugares en los que quieres vivir, personas a las que quieres conocer y un misterio que quieres resolver. Después, lo condimento todo con buen ritmo y un estilo económico al servicio de la historia.

En alguna entrevista hemos leído que para llamar la atención de tus lectores tienes que ser agresivo, ¿a qué te refieres exactamente con esta idea?

Vivimos en un mundo de novedades constantes y grandes competidores por el tiempo de nuestro público. Pienso que hay que entrar a machete y enganchar al lector del cuello de la camisa. Algo así como un artista callejero psicótico, pero de buen rollo. Y sobre todo: no fallar.

¿Qué tipo de escritor eres? ¿Te gusta definirte de alguna manera concreta?

Soy un escritor bastante impulsivo y me fío de mi instinto. Cuando escribo una historia, sencillamente dejo que fluya de una manera controlada.

¿Tienes alguna rutina o hábito que te ayude a escribir más o mejor?

Cuando estoy trabajando en un libro, sentarme todos los días delante de la historia. 2000 palabras o 3 horas, depende de las musas. Aunque hay días que me los paso dibujando a mis personajes.

¿Sigues algún método para construir tus novelas o das rienda suelta a tu creatividad cuando surge?

Normalmente tengo ideas que se van uniendo. No quiero parar de escribir, así que no espero a ninguna gran revelación. Cojo lo que se va juntando en mi cabeza y lo plasmo. Si me sale mal, ya habrá más suerte en la siguiente.

¿Sueles quedar satisfecho con lo que escribes o te exiges demasiado y tienes que entregarle el manuscrito a tu editor para no volver a releer y corregir?

Suelo escribir unas cinco revisiones de cada novela. Cada una más estática que la anterior. La última solo tiene cambios en diálogos o alguna palabrilla. Pero no me obsesiono. Cuando estoy terminando una novela ya me han surgido un par de ideas para la siguiente y tengo ganas de echar el telón y pasarme a otra cosa.

 Antes de conseguir publicar, ¿obtuviste muchos rechazos editoriales? ¿Algún consejo o sugerencia para sobrellevarlos?

Tuve unos cuantos rechazos y duelen un montón. Como todas las cosas bellas y difíciles, escribir es para los que realmente lo desean. No hay consejos. Cada uno sabe lo que lleva dentro y cuánto quiere poner en esto.

¿Te dan miedo las críticas?

Cuando empezaba a escribir recibí una crítica despiadada que me dolió mucho. Tardé bastante tiempo en volver a enseñar nada a nadie. Solo unos cuantos años más tarde, cerradas las heridas, volví a confiar en mí mismo. Me dan miedo las personas que encuentran en la crítica la manera de hacer daño. Hacen que pierdas el tiempo.

¿Te molesta que te comparen con otros escritores? ¿Con quién te gustaría que lo hicieran?

Me encanta que me comparen con Stephen King. Llevo toda la vida queriendo ser como él (risa). En realidad creo que las comparaciones son de algún modo necesarias cuando empiezas. Pero espero que algún día sea a otros a quienes comparen conmigo (risa malévola).

 ¿Cuál es el mayor reto que te gustaría conseguir como escritor?, ¿y tu mayor éxito?

Desarrollar mi propia voz. Aportar un milimétrico grano de arena a la historia de los libros. Pero el mayor éxito de todos es que me relean. Si consigues escribir un libro que alguien se lea dos o tres veces, te puedes morir en paz (a nivel literario, claro).

¿Lees mucho? ¿Haces listas de libros pendientes? ¿Cuál es el siguiente en la cola?

 Siempre tengo un libro. A veces me fascina y lo termino en una noche, otras veces me dura dos días. Otra veces lo cierro y lo devuelvo al estante sin terminar. Siempre estás buscando esa magia, pero ocurre pocas veces. Lo siguiente: Buenos Presagios, de Pratchett/Gaiman.

¿Tienes algún proyecto literario nuevo a la vista?

 Claro. Estoy escribiendo otra novela. Espero sobrevivir a ella y que la leáis en 2016.

¿Les darías algún consejo o sugerencia a esos escritores que están empezando y les cuesta confiar en sí mismos y en sus proyectos literarios?

 Todo el mundo llega a la escritura por una razón. Hay razones prácticas y otras que no se pueden explicar con palabras. Ahí es donde está el filón. ¡Dale a esa roca oscura con todo tu alma hasta que salten los diamantes!

Gracias por todo, Mikel. Ha sido un placer tenerte en mundopalabras.es.

Enviar comentario

cuatro − dos =

Uso de cookies

En www.mundopalabras.es utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí política de cookies. ACEPTAR