El suele caminar por la recta de su vida, ella lo observa desde la suya y suspira por su amor utópico.
Sus paralelos destinos están condenados a no tocarse.
Ella sueña con encontrarlo en el infinito.