Fco_CalvoHoy queremos presentaros a Francisco Calvo, autor de Hijos de papel, una obra publicada con nuestro sello émepe.

Francisco Calvo Sánchez nació en Albacete en 1950. Allí nacieron sus dos hijas, estudió Ingeniería Técnica Forestal y residió hasta 2001. Ese año se trasladó con su familia a Estepona (Málaga), donde vive actualmente. Cambió la foresta por los jardines y hoy es el responsable, a pie de calle, del mantenimiento de los parques y jardines públicos del Ayuntamiento de Estepona. Es un lector incansable, sobre todo de novela. Le gusta leer tanto a escritores consagrados como a noveles españoles, en cuya cantera ha descubierto con satisfacción a más de un talento que merecería estar en los escaparates de todas las librerías. Disfruta con la lectura de Banville, Faulkner, Marías, Chirbes (por desgracia fallecido hace poco) y muchos otros excelentes novelistas a quienes toma como modelos. Escribe desde su juventud y ha conseguido algunos premios literarios, siempre de relatos cortos. En la actualidad está escribiendo su cuarta novela y un libro de relatos cortos.

 

¿Cómo definirías en un máximo de cinco líneas de qué trata tu libro y por qué deben comprarlo los lectores?

Se trata de una historia de amor entre una mujer y un hombre que tiene veintiséis años más que ella. No obstante esto, esa diferencia parece no ser un escollo y la relación transcurre sin sobresaltos en sus primeros momentos. Sin embargo, Sofía descubre algo que Daniel guarda celosamente en un cajón, y este hallazgo complicará la relación de manera inesperada. Dicen que es una novela con una trama que engancha.

¿Cuál es el principal objetivo que te planteaste con la escritura de esta obra?

Divertirme. Y lo conseguí. Quienes la han leído parece ser que también lo han pasado muy bien, lo cual redondea mi gozo. Y esto no es poco, dado cómo está de aburrida la mayor parte de la literatura actual.

¿Qué es para ti ser escritor? ¿Te cuesta utilizar esa palabra para definirte?

Se es escritor cuando se consigue ser una referencia para muchos lectores. Es absurdo aplicarme el calificativo de escritor. No vivo de ello, no tengo suficiente obra publicada y soy un total desconocido en el mundo literario.

¿Qué ha sido lo más bonito y lo más difícil de todo el proceso de publicación de tu libro?

Lo mejor, sentirme arropado. Lo más dificultoso fue elegir la portada.

¿Les aconsejarías a otros escritores que se embarcaran en la aventura de la autoedición?

A mí no me ha ido mal, desde luego. Además, ¿qué editorial de las grandes va a hacer sitio en su agenda para leer la obra de un novel? Yo tuve la suerte de encontrar un mecenas a quien le gustó la obra y asumió su publicación. No obstante esto, antes o después la hubiera publicado.

¿Cuál ha sido tu experiencia con mundopalabras.es?

Excelente. La amabilidad y la comprensión no es algo con lo uno se encuentre a diario. He tenido la sensación de estar entre familia en todo momento.

Hijos_de_papel¿Qué sentiste cuando tuviste el libro entre tus manos?

No olvidaré fácilmente el momento en que recibí la prueba del libro. La sensación de que aquello que tenía en mis manos era mi creación literaria terminada, me supuso una emoción difícil de describir.

¿Algún consejo para escritores que están empezando?

No soy la persona más apropiada para dar consejo sobre cosa alguna, y menos sobre escribir. Si acaso les remitiría al manoseado y veraz principio que dice: querer es poder. Pero eso sí, querer supone un sacrificio que a menudo no se está en disposición de llevar a cabo. Yo les diría, si me lo permiten, que crean en ellos, que estén seguros de que la historia que tienen en la cabeza, por muy banal que parezca, serán capaces de contarla como no lo haría nadie, de manera que resulte distinta a todas las demás. Eso, en principio, es suficiente si se trabaja, trabaja y trabaja.

 

Últimamente nos gusta cerrar nuestras entrevistas con una pequeña batería de frases que requieren una respuesta muy breve, ¡vamos a ello!

Tu principal fuente de inspiración es… la lectura.

Para llamar a las musas nada como… trabajar duro (las musas nunca acudieron junto a los holgazanes).

Tu lugar preferido para escribir… el cuarto donde me encierro entre libros y desde donde veo el mar casi a tiro de piedra.

¿Prefieres el día o la noche?, ¿el silencio o algún sonido de fondo? Trabajo en las tardes noches, y en total silencio, si puede ser.

¿Libro electrónico o libro en papel? Libro en papel. Todavía tengo los sentidos vivos y coleando.

¿Alguna superstición? Ninguna. Tengo la autoestima en la justa medida, ni alta ni baja, y por tanto no necesito de ellas.

Un sueño como escritor/a… Solo aspiro a oír que alguien se lo ha pasado bien con cualquier historia de las que escribo. Eso me regocijaría suficientemente.

Tu escritor/a favorito/a… Varios. Faulkner, Banville, Marías, Queirós, Chirbes (por desgracia, recientemente fallecido)

Un personaje literario que te cautivara especialmente… Alonso Quijano y Sancho. No es pose, es verdad.

La novela que te hizo llorar… ninguna. Llorar de risa sí. Las de Eduardo Mendoza.

Por último, nos gustaría conocerte un poquito mejor, ¿te animas a responder a nuestro apartado “muy personal”?

Tu comida favorita es… el cocido madrileño.

Serías capaz de insultar si… pisaran mi terreno con osadía.

Tu ciudad favorita es… después de haberme dado unas cuantas vueltas por muchos puntos geográficos, al final resulta que Estepona es de lo mejor que me he encontrado, lo digo para la edad que tengo. No obstante, no olvido Albacete, mi ciudad natal, sería imposible. Ni tampoco Valencia.

Lo que te hace más feliz… mis dos hijas y mis dos nietos.

Lo que más odias de este mundo… me cuesta odiar, no recuerdo haber odiado a algo o a alguien en décadas. Me abstengo de tales majaderías, no sirve para nada.

Una manía personal… carezco de manías, que yo sepa.

¿De qué te disfrazarías en una fiesta de disfraces?

No acudo a fiestas de disfraces. Sin embargo, aunque parezca contradictorio, soy un forofo de los carnavales de Cádiz, eso es otra cosa.

Ahora mismo estás leyendo… La buena reputación, de Martínez de Pisón.