Vidas de recuerdo

Escrito por Antoniodea

LA MUSA DE LA TRANSICION
Escrito fue, que nació en una familia aristocrática (Marqueses de Llanzol) Estudió en los mejores colegios, atractiva y apasionada, con novio desde la infancia, pero cuando preparaba la ceremonia para la boda con 18 años les dicen que son medio hermanos. Eran hijos del cuñadísimo de Franco, Serrano Suñer. Que tragedia de vodevil.
Ella no se suicidó de milagro, hizo curas de sueño en Suiza, se enclaustró en un convento y se fue a África de misionera seglar,  vuelve con 25 años  llena de inquietudes sociales. Fue amiga de los reyes, secretaria del Presidente del Gobierno y se comprometió en la legalización del partido comunista. Nombrada euro-diputada, muere de un cáncer mal curado, sola, sintiéndose hija de nadie y enemiga de la vida. Le pregunté si había sido la amante de Suarez y me contestó:
–Viniendo  de donde vengo,  tu crees…
Se llamó Carmen Diez de Rivera, y la llamaron “La Musa de la Transición”
 
LOS PESCOZONES DE LA ESPERANZA.
Murió el padre Alegría, doctor en derecho, filósofo, teólogo y compañero del padre Llanos en el Pozo del Tío Raimundo. Humanista comprometido con una iglesia renovada de esperanza, y jubilado por méritos de guerra incruenta, -puso en su tarjeta-. Vivió en una chabola, por “creer en la esperanza”, titulo del libro que le costó su expulsión de los jesuitas.                                                                                   Conocí la pasión del anciano padre por su iglesia. La iglesia  de la esperanza a la que tanto amó, en aquellos tiempos de amor brutal fue la iglesia del Pozo, mísera y dura, como la  “Esperancita”  del poeta “Maki Navajas”, una pobre puta del tercer mundo, vestida de verde, martirizada por las violaciones que frustraron su vocación maternal  y que se defendía del mal amor a pescozones.
 
                                                                                            
ESTO Y  AQUELLO.
Desde el delirio gritón y alborozado  del primer beso
a la rebelde lagrima del viejo en el geriátrico
guardamos amor en las grietas del alma sufridora.
Son “breves” que grava sin pensar el ciber del recuerdo
y sin quererlo brotan inundando de sentido la vida.
Escribir brevedades también es eso.
Vaciar el alma, y purgar el sexo.

VN:RO [1.9.4_1102]
me gusta: 0

Debes identificarte o estar registrado para valorar una entrada.

categoriaRelato commento5 Comentarios data12/05/2011 pdfPDF

Compartir en ..

Facebook Twitter

Comentarios:


Tesalo
Hace 1171 días

¿Y cómo se valoran tres historias breves tan distintas en su conjunto?
De la primera historia, el personaje se había esfumado de la vida pública, en primera página apenas comenzó la transición. Un buen día desaparecía, pues. Yy no fue objeto más de rumores mas o menos malintencionados.
¿Serrano Suñer, de verdad era su padre?
Algún interés tuvo la hija para un lector de medios de la época como fui yo evidentemente. Por guapa y de aspecto aristocrático. Y su padre, como testimonialista de una época prericlitada, no digamos.

Del padre Alegría, se hablaba mucho y se siguió haciéndolo durante años de conlictos en latinoamerica. La llamada teología de la liberación pegó muy fuerte e inundó de sentido revoluciones y resistencias politicas a lo establecido.. Si se ha subido demasiado, sin embargo, luego hastía. De ahí una cura de invisibilidad por parte suya. A fin de cuentas, él, el padre Llanos y otras figuras, eran fundamentalmene sacerdote. La sensaicón, no obstante es de quedarme manco por no hacer algunas precisiones. En fin, tú misma en algún otro momento.

La brevedad, no implica calidad o falta de ella. Esta está en la forma de resolver los contenidos. Justo en esas lineas últimos o párrafos finales, a la hora de rematar un relato o un microrrelato.
Un saludo.


Montse Acevedo
Hace 1171 días

Qué cosa tan difícil has hecho. Tres textos diferentes en una misma entrada. ¿Por qué no los separas?
Sería más sencillo valorar y asimilar los tres textos de uno en uno.
Si he de elegir, me quedo con el poema.
Un abrazo


Beatriz
Hace 1170 días

Me pasa como a Montse. Quería encontrar la unión entre los tres textos.

Me encantan los microrelatos que con tan pocas palabras dicen mucho.

Un abrazo


Maruja Rufes
Hace 1170 días

Creo que el nexo que une a los personajes de los dos microrrelatos iniciales, es la transgresión.
Personajes que nadaron a contracorriente en su época.
Tanto la aristócrata, que con sus orígenes, sus amores y su supuesta relación con Suárez, alimentó el morbo pacato de una sociedad que se iba despertando a hablar en público de temas de “entrepierna”…
Y los jesuitas que, muy izquierdosos ellos, también se atrevieron a sacar la basura al sol en el pozo del tio Raimundo y además pusieron en solfa las doctrinas y sobretodo los comportamientos de los “apóstoles” de Roma… La nueva Iglesia…

Vaya, has removido recuerdos que tenía dormidos. Muy bueno.


Antoniodea
Hace 1168 días

Si Maruja, solo son dos sangrantes recuerdos agrietados del desván de la memoria, unidos por un seudo-comentario poético o cursi, ¿Que mas da, si hay amor? En los micro relatos pone mas el lector que el autor. Monse y Bea, se trata del contrapunto de dos historias breves muy intensas. Tesalo, tu no te enteras, porque siempre estas preguntando al espejito mágico, pero es mejor callarse y parecer un poco tonto que hablar y despejar dudas. Perdón a todos y hasta otro abrazo. Antoniodea

Debes identificarte o estar registrado para realizar un comentario.

Contactar   -   Aviso Legal   -   Responsabilidad del sitio   -   Acerca de mp   -   Darse de baja   -   Página realizada por Rubicrash